Lunes 17 de Enero de 2022Actualizado 19:12

El 21 de junio de 2010

Tiempo de lectura: 03:23
|||

España registra su número más bajo de solicitantes de asilo

Durante 2009, un total de 3.005 personas solicitaron asilo, más de la mitad de estas peticiones no fueron admitidas y sólo 349 personas recibieron algún tipo de protección por parte del Estado español.

Refugiados

Redacción

Con motivo del Día Mundial del Refugiado, diferentes actores de la comunidad internacional han hecho balance de la situación que viven millones de personas en todo el mundo: los desplazados internos y los refugiados.


En este contexto, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha presentado su informe ‘Situación de los Refugiados en España 2010’ en el que se refleja como España ha registrado durante 2009 su número más bajo de personas que han solicitado asilo. Un total de 3.005 personas solicitaron asilo a España el año pasado, lo que supone el nivel más bajo de peticiones que se registra desde los años noventa e implica un descenso del 33,6% respecto de 2008.


Además, dicho documento asegura que más de la mitad de las solicitudes de asilo fueron inadmitidas a trámite y que sólo 349 personas recibieron alguna protección por parte del Estado.


El estudio sostiene que este descenso se debe a que este país “es un alumno aventajado en el control policial de las fronteras” pero “va con retraso” en la protección internacional porque las autoridades rechazan a personas perseguidas en sus países de origen como si fueran inmigrantes económicos en situación irregular dada la “falta de mecanismos” para distinguir entre unos y otros.


Así lo han explicado en rueda de prensa la presidenta de CEAR, María Jesús Arsuaga, y el coordinador del informe, Mauricio Valiente, quienes han incidido en que España “no supera el examen en el nivel más primario de la protección internacional” porque, mientras los refugiados en el mundo se incrementan (las peticiones en la UE han crecidoun 10%), este país ha tenido en 2009 “la cifra de solicitudes más baja de su historia”.


Por su parte, Naciones Unidas también ha hecho balance de la situación de los refugiados en todo el mundo.
La organización advirtió que un elevado número de refugiados no pueden regresar a sus hogares por diversas causas y pidió a los países anfitriones ser considerados con estas personas.


El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) , Antonio Guterres, recordó que a finales del pasado año existían 15 millones de refugiados en todo el mundo, y que debido a la persistencia de conflictos, muy pocos habían podido regresar a sus naciones.


Según el jefe de ACNUR, el 80% de los refugiados del planeta viven en el mundo en desarrollo, principalmente en comunidades de zonas urbanas. “En este Día Mundial viajaré a Siria, cuyo pueblo y país son ejemplo de la generosidad, y saludaré particularmente a la antigua ciudad de Damasco por el socorro que ofrece a iraquíes y otros”, dijo Guterres.


Añadió que a pesar del declive de las oportunidades para la repatriación voluntaria de los refugiados, ACNUR trabaja arduamente para encontrar soluciones, como el envió el año pasado de 128.000 a nuevos países receptores con mejores oportunidades para reconstruir sus vidas.


Complicada situación para los iraquíes


Por otro lado, Guterres recalcó la grave situación que atraviesen miles de iraquíes que huyen del conflicto que vive desde hace años su país. Según el alto comisionado, cien mil iraquíes han sido aceptados para residir en otros países desde 2007, lo que supone un logro tremendo para el organismo.

 

También Guterres pidió a los países que han aceptado acoger a nacionales iraquíes (sobre todo a Estados Unidos), que agilicen los trámites para permitir concretar los reasentamientos pendientes.


Por otro lado, Guterres solicitó a la comunidad internacional a apoyar al ACNUR para asistir a estas personas a encontrar un hogar. “Necesitamos proveer más apoyo para educación y otras herramientas esenciales para la vida para que aquellos que han perdido sus hogares, no pierdan su futuro”, dijo Guterres.


ACNUR estima que casi dos millones de iraquíes han huido de su país. Además, el organismo de Naciones Unidas está investigando el posible maltrato sufrido por solicitantes de asilos iraquíes por parte de funcionarios británicos de inmigración.


El portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic, dijo que 42 personas fueron deportadas por la fuerza a Irak, medida contraria a las regulaciones de esa agencia, que piden a los gobiernos no repatriar a solicitantes de asilo provenientes de las provincial centrales iraquíes, por los altos niveles de violencia que éstas exhiben.


“Los abogados de ACNUR en Bagdad han entrevistado a 14 de los 42 hombres deportados el jueves. Ellos dicen que fueron golpeados por los agentes migratorios en el aeropuerto de Londres, cuando eran trasladados por la fuerza al avión. Vimos moretones frescos”, dijo el portavoz.


Mahecic anunció que ha conseguido nuevos hogares para 52.000 iraquíes radicados en el exterior. Más del 75% de los refugiados iraquíes se han establecido en Estados Unidos.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón Platea
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí