Rioja2

Viernes 4 de Diciembre de 2020Actualizado 12:21

Hipoteca Gobierno La Rioja
Código QR Covid
Derechos Humanos ok
El 29 de septiembre de 2017

Tiempo de lectura: 01:33
|||

Oreja para Rafael González

Rubén R. Casas

La segunda tarde del “Zapato de oro” con los novilleros Guillermo Valencia, silencio y silencio, Leo Valadez, silencio en ambos y Rafael González, palmas y oreja. Con novillos de la ganadería del “Conde de la Maza”,  los astados bien presentados por delante, el primero, segundo y quinto, faltos de bravura y casta, unos marmolillos, pitados en el arrastre, el tercero, cuarto y sexto de triunfo, pero se han ido cinco orejas con ellos en el arrastre.

Guillermo Valencia, se fue a portagayola, la faena no llegó con un novillo que no humilló en ningún  momento, intentó sacar partido por ambos pitones,  la falta del rodaje del novillero salió a relucir, tras el mal manejo de los aceros fue silenciado. En el cuarto, un novillo al que arrancó con la muleta una tanda por el derecho en redondo haciendo sonar la música, una tandita al natural y volvió a fallar con los aceros, silencio. Destacar en este caso para mal, su no actitud en novillero y como compañero durante toda la tarde.

Leo Valadez, al que le dieron una gran ovación haciéndole salir a saludar al tercio cuando terminó el paseíllo por ser el actual ganador del último “Zapato de Oro”. En el segundo de la tarde intentó sacar a relucir su tauromaquia poderosa pero aquello no embestía y Leo aunque perseveró en el intento fue silenciado. En el quinto destacó con unas vistosas lopecinas ante un manso de libro que se agarró al piso, Valadez lo intentó con ganas por el pitón izquierdo, no acertó con la espada y con el descabello no estuvo fino y le dieron dos avisos, silencio.

Rafael González, en el que hacía tercero y tras un saludo capotero a la verónica, Raúl Cervantes se desmonteró tras las banderillas. Con la muleta comenzó en redondo por el derecho a un novillo que era de lio gordo, pero Rafael se perdió y no llegó a templarlo, enganchones y tirones, perdió más premio, tras una buena estocada, saludo desde el tercio. En el sexto, otro de lio, estuvo pinturero y sin mando acompañando las embestidas al ritmo del zapato de oro, por ambos pitones, otra buena estocada, cortó una oreja.

 

 

|||


USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí