Domingo 23 de Enero de 2022Actualizado 16:19

El 28 de julio de 2015

Tiempo de lectura: 06:12
|||

Goleada para sumar en confianza y trabajo

El UD Logroñés se gusta con un cómodo triunfo ante un inferior Peña Sport. Birane Ba disputó sus primeros minutos como blanquirrojo. Camochu, Carlos Fernández, Adrián León e Íker Alegre, por partida doble, fueron los goleadores.

Peña Sport vs UD Logroñés amistoso

José L. Martínez

Sin emocionarse. Victoria, sí. Contundente, sí. Ante un rival del mismo grupo, sí. Buenas sensaciones, también. Pero estamos en julio. Aún es pronto para lanzar campanas al vuelo. Esto es un trayecto largo, de varios meses. Empezar con una contunde victoria, tras la derrota frente al Eibar en la presentación, siempre es mejor que hincar la rodilla, pero no hay que perder la perspectiva. El duelo vivido en San Francisco fue desigual de partida. Carlos Pouso utilizó a 22 jugadores -Titi estuvo ausente por el fallecimiento de su padre, Guillermo había estado enfermo, Eloy sigue recuperándose y Miguel, pese a calentar, vio el partido desde el banquillo- y David Ruiz sólo a 16. Los riojanos llevan sudando desde hace dos semanas y los navarros apenas unos días. Demasiada ventaja.

Con estos factores encima del césped, el UD Logroñés evidenció su superioridad desde el pitido inicial. Parecía que el cuadro anfitrión iba a cámara lenta, a un ritmo por debajo del que quería imponer el conjunto blanquirrojo. La banda derecha con Miguel Santos y Míchel disfrutó de una tarde plácida y agradecida, ya que Ezkurra era superado una y otra vez -además tampoco contaba con suficiente ayuda del central más cercano-. El Peña Sport sufría en su campo, no tenía la pelota, si acaso despejaba -si podía- y se atrincheraba. Chevi cogió la batuta y organizó con criterio el juego de los suyos, mientras que Arnedo, como escudero, le acompabaña con criterio e incluso realizando el trabajo de contención con sobriedad. El costado izquierdo, con Arza y Adrián, tuvo menos presencia. Les pudo faltar algo de desparpajo para tener un papel más relevante. Herreros, dirigiendo desde atrás a los suyos, y Zubiri apenas entraran en escena, mientras que Camochu, viniendo en ocasiones a recibir a campo propio, y Carlos Fernández se quedaron con las ganas de hacer más.

Pronto abrió el marcador la UDL. A los 8 minutos. Previemante, Carlos Fernández se topó con el poste en un tiro raso desde la frontal. Un aviso de lo que pudo haber sido un marcador impropio entre dos clubes de la misma categoría. Los jugadores del Peña Sport daban demasiadas facilidades defensivas, casi nunca se anticipaban, entraban a destiempo, estaban fuera de sitio, no había ayudas... Herreros buscó a Camochu a la espalda de la defensa navarra y el asturiano no se lo pensó para batir a Jorge pese a que el ariete estaba escorado. Un gol que dio más tranquilidad si cabe a los visitantes. Míchel dejaba de tacón a Miguel Santos y el zamorano servía un pase raso para que Carlos Fernández diera muestras de goleador. Gran jugada y perfecta finalización.

El resultado, 0-2, invitaba a pensar que el UD Logroñés iba a bajar las pulsaciones. Lo hizo. El calor empezó a acusarse y el duelo entró en una fase de control sin pegada por los que iban por delante en el marcador. El conjunto de David Ruiz estaba apocado, sólo Manjón, aislado en punta de ataque, Iturralde, tirando de veteranía por delante de la zaga, y Cardo ofrecían algo de resistencia. El control blanquirrojo era más que evidente. Toque de seguridad, devolución, cambio de orientación en busca de la superioridad y entrada por banda. Faltaba el remate último. Las acciones se intercambiaban con balones en largo a la espalda rival, aunque sin consecuencias.

Once completamente nuevo 

Entonces entró en escena Birane Ba a la media hora. Algo nervioso y desubicado, normal, trató de ir ganando confianza. Salir a presionar o guardar el sitio. Mientras dudaba qué hacer, la acción ocurría sin que el senegalés pudiera coger el ritmo a la jugada. El descanso le vino bien. Templó, se liberó y fue a más, se le vio más asentado. En la segunda parte, el centrocampista disputó otros 15 minutos, Carlos Pouso cambió de once, salvo Fermín. Borja -intercambió su posición con Julio Rico en el tramo final del choque- y Adrián León -ganó enteros cuando jugó en la medular- eran los centrales, después lo sería Santelices. Julio Rico -se retiró en los minutos finales por precaución debido a una pequeña sobrecarga- y Paredes ocuparon los laterales. Jacobo Trigo contó con Birane Ba, al principio, y Adrián León, después, en el medio.

Los extremos fueron propiedad de Íker Alegre, muy participativo y rompiendo a la defensa navarra con diagonales con y sin balón, y Joel Valencia -dejó detalles de gran calidad técnica individual-, mientras que Pere Milla se movió en el enganche y Jordan ejerció de '9'. El catalán estuvo intermitente, bullidor, pero sin que le acabaran de salir las cosas. Por su parte, Jordan no tuvo su día en el remate. Estaba ahí, donde tienen que estar los delanteros, pero lo que podía haber sido una gran tarde -hasta tres goles pudo marcar- se quedó en una oportunidad perdida. Una lástima cuando uno se juega una ficha en Segunda B. 

El Peña Sport, con lo justo, apenas introdujo tres sustituciones en el ecuador, dos más a la hora de encuentro. Pero los navarros variaron la manera de defender. Pese a que pudo ser un auténtico suicidio, dentro del riesgo asumido, les salió bien en primera instancia. Con la defensa excesivamente adelantada buscaron que la UDL cayera insistentemente en fuera de juego. Era la manera de combatir el control de los riojanos. Les fue bien por unos minutos. Hasta que Joel Valencia centró desde la derecha y Adrián León -haciendo gala de llegada desde la segunda línea- remataba de cabeza para ampliar la distancia. El ritmo bajó y el Peña Sport daba muestras de peligro gracias a dos errores en la entrega de Jacobo Trigo y Adrián León -pases atrás que no encontraron destinatario-, aunque sin tener que contabilizar como ocasión sobre un prácticamente inédito Fermín. 

Jordan estaba de que no 

El UD Logroñés llegaba con relativa comodidad al área rival. Algunas veces lo hacía por posesión y otras con balones largos. En uno de ellos, Jordan se presentó ante el meta tafallés. Ni se creyó esa oportunidad. Miró a un lado, a otro. Dribló al portero hacia la derecha, su pierna mala, se relajó y Guille despejó a córner. Minutos después, mientras pensaba en el fallo, el delantero remataba en boca de gol un buen centro de Julio Rico, pero de nuevo Guille evitaba el tanto, aunque dejaba un rechace que sí aprovechó Íker Alegre para marcar. No contentó con ello, Joel Valencia la ponía de lujo desde la izquierda y el remate de cabeza de Jordan, franco, impactaba en el pie de Guille para después golpear en el poste. El exfutbolista del Agoncillo estaba de que no. Todo lo contrario que Íker Alegre que, con el partido finiquitado, quiso ganar protagonismo con su segundo de la tarde tras una acción individual culminada con un buen tiro. 

En definitiva, un encuentro -una sesión de entrenamiento más- en el que se pueden sacar pocas conclusiones. La superioridad del UD Logroñés ante un Peña Sport, con ausencias, que seguro es más rocoso en liga, no deja de evidenciar la diferencia de objetivos entre ambas escuadras. El ritmo de unos y de otros decantan la balanza en favor de los riojanos, más rodados que los navarros. Como siempre, momento para divisar algún detalle. La dupla Camochu y Carlos Fernández supo conectar y encontrar su sitio en el área rival. Chevi demostró galones en la organización. Íker Alegre y Joel Valencia ofrecieron cosas distintas. Jordan -como si le hubiera pesado haber cumplido 20 años- desperdició una gran ocasión para reivindicar un sitio entre los elegidos. Birane Ba se integra en el grupo. Y Adrián León ofrece destellos desde la medular. Seguro que el amistoso de Laguardia ante el Alavés será mucho más exigente a nivel defensivo.

Peña Sport: Jorge (Guille, min. 46); Samuel (Álvaro, min. 57), Garde, Monreal (Beñat, min. 46), Ezkurra; Iturralde; Imanol (Barace, min. 46), Cardo, Álex (Martón, min. 57), Giles; y Manjón.

UD Logroñés: Fermín; Miguel Santos, Herreros, Zubiri, Arza; Arnedo (Birane Ba, min. 30), Chevi; Míchel, Camochu, Adrián; y Carlos Fernández. Segundo tiempo: Fermín; Julio Rico, Borja, Adrián León, Paredes; Jacobo Trigo, Birane Ba (Santelices, min. 61); Joel Valencia, Pere Milla, Íker Alegre; y Jordan.

Goles: 0-1, min. 8: Camochu. 0-2, min. 12: Carlos Fernández. 0-3, min. 65: Adrián León. 0-4, min. 78: Íker Álegre. 0-5, min. 87: Íker Alegre.

Árbitro: Julio Leo, del Colegio Navarro. No hubo amonestaciones.

Incidencias: Unos 200 espectadores en el San Francisco. 

|||

A favor 8 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22Manifestación sindicatos agrarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí