Rioja2

Miércoles 27 de Enero de 2021Actualizado 07:40

El 21 de mayo de 2015

Tiempo de lectura: 03:29
|||

A romper las estadísticas

El UD Logroñés debuta en la fase de ascenso a Segunda este sábado ante el Huracán Valencia sabiendo que ningún cuarto, con el actual formato, ha logrado el salto de categoría.

UD Logroñés

José L. Martínez

Normalidad y aparente tranquilidad. A pocos más de 48 horas del debut en una fase de ascenso a Segunda división, Carlos Pouso, entrenador del UD Logroñés, se motraba sosegado, "en calma chicha", explicaba. Sin embargo, en la rueda de prensa habitual de la previa del partido de la semana se le notaba como con menos ganas de hablar que en otras ocasiones, menos locuaz, más comedido; más cauto que en otras citas, precavido, sin dar pistas sobre nada de lo que concierne al aspecto deportivo del equipo, sin remarcar ni los puntos fuertes ni débiles del rival, sin ahondar en qué partido espera... Eso no es normal. Como que esta semana haya dos sesiones a puerta a cerrada. Entendible, por supuesto. en aras de ganar intimidad, pero eso no ha sido lo habitual esta campaña.

Más allá de estos asuntos menores, lo que realmente importa es lo que acontezca este sábado a partir de las 21.00 horas en Las Gaunas. Ahí estará la UDL para debutar en un 'play off' de ascenso a Segunda. Enfrente un Huracán Valencia que, "es el favorito", según Carlos Pouso, ya que con el actual formato "ningún cuarto ha logrado el ascenso". Lo cual no quita para que "luchemos contra la historia y seamos los primeros en hacerlo" porque "alguna vez habrá un cuarto que lo haga". Convencido, pero con los pies en el suelo, sabedor de que se abre la primera eliminatoria. "Ahora es vivir o morir". Sin dramatizar, pero es así, o ganas o a tu casa.

El Huracán Valencia acudirá a Las Gaunas con la intención de marcar, sabedor de que un gol a domicilio puede ser clave. Pouso lo asume: "Enfrente hará un rival que querrá marcar, pero no uno... cinco si puede". En este sentido, es de esperar que el UD Logroñés sea cauto, respete a su adversario y no se vuelque en aras del triunfo, lo cual no significa que salga a empatar. Ni mucho menos. Los pequeños detalles marcan este tipo de rondas de 180 minutos y un 0-0 puede ser hasta bueno, ya que los blanquirrojos tampoco se pueden ir en tromba al ataque para que los valencianos finiquiten a los locales en dos contras, por ejemplo.

Hurcán Valencia, presión por ascender 

El conjunto que dirige Toni Seligrat quiere el ascenso, tiene la responsabilidad de pasar de eliminatoria, de obtener un buen resultado en Las Gaunas y rematar la faena ante su gente. Una presión que le puede pasar factura, pese a que el elenco de futbolistas acumula experiencia más que suficiente como para que no les afecte. Con pocos jugadores por debajo de los 30 años, es un bloque ordenado, trabajador y consciente para ocultar sus debilidades y mostrar sus virtudes. Hombres de la talla de Paco, portero, Tomás Ruso o Amarilla, centrales, San Julián, Jesús Rubio y Fali, centrocampistas, Loro y Aridari, en los extremos, y Javi Navarro, delantero. Con tres por dentro, los citados San Julián, Fali y Jesús Rubio buscarán las cosquillas a un bloque riojano que debe estar atento a su banda izquierda, la que defiende Sergio Martínez, donde Aridai tratará de desestabilizar.

En cuanto a la UDL, Pouso es directo: "Tenemos que perseverar en los nuestro. Novedades, las menos posibles. Tenemos que hacer todo lo más natural". De esta manera, Miguel ejercerá de capitán. Las dudas, pese a que el técnico vasco indicó que "ya tengo un once", pasan por la defensa. ¿Será Julio Rico el lateral diestro? Hay muchas posibilidades, ya que así Moisés y Álex Santelices harían de centrales, dejando el costado izquierdo a Sergio Martínez. En la medular, Jacobo Trigo, Chevi y Muneta manejarían al equipo (una de las claves es que el equipo no se rompa cuando pierda la pelota), mientras que Titi e Íker Alegre parecen las apuestas en las bandas, siendo Menudo el referente ofensivo. Un once compensado, equilibrado, consistente en labores defensivas, rico en el juego ofensivo y con chispa de tres cuartos de campo hacia delante.

Sobre el papel, en estos primeros 90 minutos es más importante no encajar que marcar. Habrá respeto y la intención de ambos conjuntos será que el balón esté lo más lejos posible de sus respectivas áreas. Quizá por esa circunstancia, las acciones de estrategian pueden adquirir gran protagonismo hasta el punto de ser determinantes, por lo que sería importante saber aprovecharlas en beneficio propio. En esta línea, no cometer errores será prioritario. Aunque, como señalaba Pouso, "los números hechos hasta ahora no importan", sí que es un aval de confianza para los blanquirrojos sus buenos partidos realizados ante los mejores conjuntos del grupo, caso de Murcia, Oviedo o Racing de Ferrol. Choques quizá algo más feos para el espectador, sobrios, prácticos, en los que apenas se conceden oportunidades y en los que hay que ser eficaces en ataque. Cuando el balón empiece a rodar, se saldrá de dudas. 

|||

A favor 6 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí