Rioja2

Sábado 19 de Octubre de 2019Actualizado 19:10

Adrenaline Webads
El 15 de mayo de 2015

Tiempo de lectura: 03:52
|||

Oportunidad para reivindicarse

El UD Logroñés despide la liga regular el domingo ante un UP Langreo que se juega la permanencia. Carlos Pouso, que asume la cuarta plaza, anuncia cambios en el once que presente en el Nuevo Ganzábal.

Carlos Pouso

José L. Martínez

Fin de la liga regular sabiendo que la temporada no ha terminado, que entre manos hay algo que puede ser grande. Sin pensar en la fase de ascenso, aunque con un ojo puesto en lo que pueda deparar el bombo este lunes, el UD Logroñés afronta la jornada 38 con la posibilidad, no depende de él, de mejorar su lugar en la tabla. Pero lo hace sabiendo que no es momento de forzar, de complicarse la vida en 90 minutos que pueden conllevar sustos de cara al 'play off'. De esta manera, aunque el propio Carlos Pouso trate de que no suceda, "si así ocurre sería más culpa mía que de los futbolistas", es normal que algunos jugadores, aunque sea inconscientemente, se guarden para estar en plenitud de facultades para las, como mínimo, dos próximas semanas. 

En este sentido, el técnico vasco anuncia que "habrá cambios". Pero no le da mayor importancia: "Así como en otros momentos de la temporada los hemos hecho porque considerábamos que era lo mejor, ahora los hacemos creyendo que es lo más idóneo; con el riesgo que conlleva equivocarse". De hecho, Miguel y Muneta se han quedado en Logroño, ambos cuentan con 4 tarjetas amarillas, junto al sancionado Abaroa, Titi y Moisés (van diecisiete, por lo que habrá un descarte momentos antes del encuentro).

No sólo eso, aquellos que presentan molestias tampoco serán de la partida. De esta manera, parece evidente que el equipo que presente la UDL ante el UP Langreo estará compuesto por los menos habituales. Oportunidad de que Fermín se estrene en la categoría (y de que el juvenil Jesús Acobi disfrute de una convocatoria), de que Zubiri vuelva al once, de que Herreros tenga minutos, de que Gago recupere su mejor versión, de ver la evolución de Amaro o de que Ubis aporte.

Lo dicho, con el 'play off' asegurado, el objetivo para por intentar dar un saltito más. Pouso reconoce que las posibilidades son escasas "porque no dependemos de nosotros. Sólo podemos ganar y esperar". Si los blanquirrojos (66 puntos) se llevan los puntos en juego necesitan que el Racing de Ferrol (69), juega a domicilio ante el Lealtad, y el Murcia (69), ejerce de anfitrión ante el Valladolid B, pierdan. Si es así, los riojanos acabarían segundos, una plaza de privilegio. Si los gallegos suman y los murcianos no, siempre que el UD Logroñés gane, la tercera plaza sería blanquirroja al superar en el golaveraje particular al Murcia. Mientras que si son los murcianos los que puntúan y los ferrolanos pierden, habría que irse al golaveraje general para determinar la tercera posición (Racing de Ferrol, +25, UD Logroñés, +13). Es decir, que mejorar la cuarta plaza es difícil.

"Es difícil mejorar la cuarta plaza" 

Quizá por eso, Pouso asume su lugar: "Hemos trabajado para estar entre los cuatro primeros" y "es muy difícil ser segundos o terceros", por lo que "tenemos que ser conscientes de que hemos hecho mucho, aunque en realidad no hemos hecho nada". Lo mejor de llegar a la última jornada con la fase de ascenso asegurada es que "es una bendita maravilla porque, pase lo que pase este domingo, tenemos algo grande en juego a partir de la semana que viene".

Lo cual no quita que tire el partido ante el UP Langreo (Nuevo Ganzábal, 17.00). Ni mucho menos. "Somos conscientes de que ellos se juegan mucho, nosotros también. La victoria, a los dos equipos, puede que no nos valga; a ellos para lograr la permanencia y a nosotros para mejorar la cuarta plaza", pero eso no quita "para que los dos equipos demos por perdido el partido. Al contrario". Sin embargo, medirse a un equipo necesitado, con un once no habitual en las filas riojanas y saber que el 'play off' está a la vuelta de la esquina puede provocar cierta relajación en el bando visitante. Sobre todo ante un rival "que compite bien, que es muy agresivo, en el sentido de que pone mucha intensidad, que es contundente", lo cual puede facilitar la labor de los locales.

En esta línea, el UP Langreo ocupa puestos de descenso (40 puntos). Con Marino de Luanco y Tropezón ya en Tercera, Zamora (39), se mide en casa a la Cultural Leonesa, y Langreo aspiran a escapar de la quema. En la última jornada, Lealtad (41) ocupa lugar de promoción por la permanencia y se enfrenta al Racing de Ferrol, mientras que el Atlético Astorga (42) recibe al Guijuelo y el Avilés (43) acaba la liga -sabe que no va a descender matemáticamente, pero se juega el no disputar el 'play out'- a domicilio frente al Compostela. Por lo tanto, los pupilos de Raúl González tienen que ganar y esperar que alguno de los equipos que le precede en la tabla falle.  

En definitiva, el UD Logroñés acude a Langreo consciente de cuál es su sitio, con muchas probabilidades de ser cuarto. Sabedor de que el rival va a exponer más porque lo necesita, de lo cual puede incluso sacar provecho el conjunto blanquirrojo. Conocedor de que donde hay que jugarse el pie es en las dos próximas semanas. Y con muchos futbolistas, los menos habituales, que deben asumir su rol dentro de la plantilla, aunque quien sabe si alguno tiene la opción de ganarse la confianza, aunque sea tarde, del míster. El haber vencido en el I Torneo Isidoro Garrido este pasado jueves en Sendero ante el Arnedo (0-3, goles de Jacobo Trigo y de Jordan, por partida doble) fue una prueba más de cara a lo que viene de manera inminente.

|||

A favor 4 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí