Lunes 2 de Agosto de 2021Actualizado 22:09

El 15 de marzo de 2015

Tiempo de lectura: 03:57
|||

Trabajada y sufrida victoria

El UD Logroñés gana al Burgos (1-2) para colocarse cuarto tras el empate del Guijuelo ante el Coruxo. Julio Rico, al filo del descanso, y Menudo marcaron los goles riojanos. Cristian recortó en los instantes finales.

Burgos vs UD Logroñés

Redacción

Objetivo cumplido. La Unión Deportiva Logroñés acudía a El Plantío con la intención de sumar 3 puntos y lo ha conseguido gracias a los goles de Julio Rico, al filo del descanso, y Menudo, en los minutos finales. Eso no quita para que se sufriera cuando Cristian recortó distancias en el minuto 89 y cuando el propio delantero local pudo empatar en el tiempo añadido. Lo importante era no perder terreno con los rivales directos, Racing De Ferrol y Guijuelo. Y no se ha hecho, al revés, ahora el cuadro blanquirrojo ha ascendido a la cuarta plaza después del empate a uno entre Coruxo y Guijuelo. Acumular 52 puntos, empatados con el equipo gallego, y mantener uno de ventaja sobre el quinto clasificado permite a los de Carlos Pouso insistir en su idea de codearse con los mejores. Y el domingo llega la Cultural Leonesa, sexta con 45 puntos.

El duelo ante el Burgos, una vez más, fue de manual, seguido casi a rajatabla, sobre cómo han sido esta temporada las victorias de la UDL a domicilio. Solidez defensiva, alternativa en el juego, Miguel mantiene a flote a los suyos, gol de los riojanos tras una acción a balón parado, en esta ocasión con cabezazo de Julio Rico en una de las últimas acciones del primer tiempo, control del 'tempo' de juego durante gran parte de la segunda mitad, un segundo gol por insistencia en la presión de Titi y gran remate de Menudo a la escuadra, Cristian recorta diferencias y pone pimienta en una victoria trabajada y sufrida, como la inmensa mayorías de las que se obtienen en Segunda B.

El UD Logroñés, eso sí, demostró entereza, como si el triunfo logrado ante el Avilés le diera ese poso necesario de confianza que tanto requería este bloque y que parecía haber perdido tras una dinámica como visitante algo aciaga, con varias derrotas en su casillero. El Burgos salío con mayor presencia ofensiva, aunque sin genera ocasiones de peligro, lo que provocó que el equilibrio fuera constante en los compases iniciales. Una falta de Carralero que pegó en la barrera y un tiro lejano de Llorente fue lo más incisivo de los burgaleses, mientras que en las filas blanquirrojas -el domingo de azul- Joel Valencia acaparaba el protagonismo ofensivo con un gran pase a Chevi, que el madrileño no acertó, y un tiro a la manos de Aurreko.

En ese tira y afloja por dominar el encuentro, las llegadas a las áreas eran contadas y aunque hubo una posible mano tras un centro de Joel, el juego no ofrecía muchas alegrías. Hasta que un córner, primero, y una falta, poco después, cambiaron el rumbo de la contienda. El Burgos, en el minuto 40, tuvo su momento. Fue tras un saque de esquina, pero los dos remates fueron repelidos por Miguel y Julio Rico en boca de gol. Y a continuación, en una falta lateral que puso Muneta era Julio Rico el que cabeceaba y superaba a Aurreko al flio del descanso. Un tanto que bajó los ánimos de los locales y dio mucha tranquilidad a la parroquia riojana que se acercó hasta El Plantío, cerca de 400 aficionados. 

Miguel evita el empate 

Era vital salir con tensión en la segunda parte ante el posible arreón inicial del Burgos en aras del empate. Se logró consolidar la renta porque los futbolistas de la UDL estuvieron diestros a la hora de manejar los ritmos que requería el choque. Eso no fue óbice para que Miguel se erigiera en salvador con varias intervenciones de mérito. La primera fue a tiro de Carralero y hubo una segunda posterior a remate de Cristian. Los de Gonzalo Arconada creían en el empate, pero les faltaba continuidad.

Abaroa, en lugar de Muneta, y Titi, como recambio de Íker Alegre, dieron frescura tanto por dentro como por fuera. El vizcaíno dio más presencia física a los suyos en la medular, mientras que el mejor asistente de los riojanos fue decisivo en el segundo tanto visitante. Su insistencia en la presión propició un robo, después vio a Menudo dentro del área y le dio la pelota para que el sevillano se convierta en el 'pichichi' del equipo con un remate que se marchó a la escuadra. Era el minuto 82 y parecía que los 3 puntos ya tenían dueño.

Pero el fútbol es caprichoso y Carralero, en un uno contra uno con Miguel, se nubló de ideas. El capitán blanquirrojo tuvo su parte de mérito para impedir que los locales recortaran. Lo que ya no pudo evitar fue el remate de Cristian tras un rechace del propio meta tras tiro de Carralero. Se llegaba al minuto 89 y tocaba sufrir. Se pasó mal cuando, en el tiempo añadido, Miguel salió de puños con poca convicción para dejar la pelota viva a Cristian que de cabeza pudo lograr el empate. Por suerte, era el día de que sí, de que las cosas salían, de que el UD Logroñés regresaba a Logroño con 3 puntos debajo del brazo. Y bien que lo agredecieron los valientes que se acercaron hasta Burgos porque ellos, como los futbolistas, volvieron con una sonrisa de oreja a oreja.

Burgos: Aurreko; Andréz, Maureta, Quesada (Gabri, min. 79), Dani Guillén; Moke; Llorente, Jorge Sáez (Gabri Gómez, min. 57), Raúl Rodrigo (Álex Cruz, min. 63), Carralero; y Cristian.

UD Logroñés: Miguel; Miguel Santos (Zubiri, min. 86), Julio Rico, Sergio Martínez; Jacobo Trigo; Joel Valencia, Chevi, Muneta (Abaroa, min. 69), Íker Alegre (Titi, min. 65); y Menudo.

Goles: 0-1, min. 43: Julio Rico. 0-2, min. 82: Menudo. 1-2, min. 89: Cristian.

Árbitro: Lixandru (colegio Aragónes). Amonestó a los visitantes Miguel, Miguel Santos, Muneta y al entrenador Carlos Pouso.

|||

A favor 9 En contra 0

0 comentarios
Reto DemográficoPP Creemos en La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí