Sábado 31 de Julio de 2021Actualizado 19:05

El 13 de marzo de 2015

Tiempo de lectura: 02:14
|||

"Es el partido más importante"

Carlos Pouso asume que el duelo ante el Burgos es fundamental para continuar con los mejores. El UD Logroñés quiere volver a ganar a domicilio.

Entrenamiento UD Logroñés

José L. Martínez

La victoria ante el Avilés sirve para continuar ahí, junto a los elegidos, y ahora toca viajar a Burgos para superar los miedos, las presiones y la ansiedad por volver a ejercer de visitante. Una situación que parecía haberse solucionado con el triunfo ante el Somozas, pero que se avivó con la derrota ante el filial del Sporting. Con la única idea de sumar 3 puntos, el UD Logroñés irá a El Plantío (domingo, 17.00 horas) para medirse a un equipo que también necesita ganar para evitar problemas, ya que el Burgos es décimo con 34 puntos, pero con sólo 3 de ventaja respecto a la promoción y con 5 sobre el descenso.

La irregularidad de los burgaleses y el no acabar de coger el tren de los que están arriba motivó que la directiva castellana cesara a Fede Castaños y le diera las riendas a Gonzalo Arconada a comienzos de enero. Sin embargo, el cambio en el banquillo no supuso el punto de inflexión deseado, puesto que ha sumado 12 puntos en las 9 jornadas que lleva al frente. Como explica Pouso es un equipo "al que le he visto hacer de todo, tanto con el anterior entrenador como ahora". De hecho, el bloque apenas ha variado: "Es un equipo sólido, armado, no le veo deficiencias y tampoco le veo unos puntos excelentes" y "no han cambiado en lo que se refiere a la estructura del juego" por contar con otro entrenador.

Cuando se le pregunta por la irregularidad mostrada por el Burgos como local, el preparador blanquirrojo destaca que "nosotros también los somos como visitantes", por eso le resta importancia. Eso si, "como no hagamos las cosas bien van a volver a ser regulares -por el Burgos- porque van a ganar y nosotros volveremos a ser irregulares porque volveremos a perder". No hay que olvidar que a domicilio el cuadro riojano ha mostrado ser más vulnerable de lo deseado: "Era una asignatura que aprobamos recientemente (Somozas), pero que en el último examen (Sporting B) volvimos a suspender".

De ahí que la única preocupación sea ganar: "No hay más historias, quedan 30 puntos y hay que sumar el máximo número de puntos". Con esa responsabilidad, Pouso reconoce que el del domingo "es el partido más difícil porque es el más próximo". En esta línea, no es un técnico de echar cuentas, de calcular con cuántos puntos se puede asegurar la fase de ascenso, es de vivir del presente. No hay otro camino para acabar entre los cuatro mejores.

La UDL acudirá a Burgos sin dos futbolistas sancionados, por acumulación de cartulinas amarillas: Gago y Camochu. A la espera de la lista de convocados del sábado (Abaroa tiene molestias en el tobillo), Zubiri o Miguel Santos regresarían al once como lateral diestro, mientras que Ubis volverá a una citación. Del resto, incógnitas, puesto que, por ejemplo, Chevi estuvo ausente de la sesión del viernes por estar realizando un examen en Madrid. Aunque es de imaginar que Pouso no hará grandes revoluciones en el equipo titular, aunque seguro que introduce variaciones respecto al que saltó el domingo pasado en Las Gaunas.

|||

A favor 5 En contra 0

0 comentarios
Reto DemográficoPP Creemos en La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí