Miércoles 19 de Enero de 2022Actualizado 18:00

El 1 de febrero de 2015

Tiempo de lectura: 03:54
|||

Enésima falta de adaptación del UD Logroñés

Los riojanos, pese a seguir en puestos de fase de ascenso, suman la cuarta derrota consecutiva a domicilio tras perder frente al Tropezón (3-1)

Tropezón-UDL

Redacción

Otra más, la cuarta derrota seguida a domicilio. La Unión Deportiva Logroñés parece no tener capacidad para adaptarse. El propio Carlos Pouso lo reconoció. Sin excusas posibles: que si contra el Celta B marcan todo lo que tiran a puerta, que si frente al Lealtad cuesta aclimatarse al campo, que si ante el Atlético Astorga no hubo capacidad ofensiva... qué se puede decir ante el Tropezón... Victoria justa de los cántabros ante un cuadro blanquirrojo despistado en la zaga, blando en la portería (Miguel fue de más a menos) y que no generó el suficiente peligro como para que los de Lolo Herrera vieran peligrar un merecido triunfo.

Y eso que resultó un duelo abierto, con alternativas, principalmente, en la primera mitad. Si el UD Logroñés comenzó más metido que su oponente, estuvo ordenado y gozó de una buena ocasión de Moisés, fue el Tropezón el que le tomó el relevo pasado el cuarto de hora. Quizá también favoreció que Julio Rico estuviera más de 5 minutos fuera del terreno de juego por un corte en el labio, pero el caso es que los locales dieron un paso adelante para tratar de cercar a Miguel. Fran Sota, riojano que milita en el conjunto cántabro, cuajó un gran partido para desgracia de los blanquirrojos. Además, desperdició una buena oportunidad en un balón al segundo palo que el de Aldeanueva, libre de marca, remató con destreza. Miguel, que no tuvo su tarde, acertó con una parada de reflejos. Acto seguido, antes de llegar a la media hora, Fer tuvo en sus botas el 1-0, pero su vaselina no encontró el destino deseado. 

La zaga riojana empezaba a mostrar debilidad. Faltaba contundencia. Todo ello animaba a un Tropezón que se gustaba, que combinaba con criterio y velocidad, y que culminaba las jugadas. Parecía cuestión de tiempo que los locales dominaran también en el marcador. Pero el fútbol es muy cambiante y gracias a un par de acciones a balón parado y de que la pelota le llegara a Titi, como siempre un puñal por el costado diestro, el UD Logroñés se fue quitando la presión, como el remate de cabeza de Julio Rico que se marchó desviado.

Sin embargo, un despiste propició que Álex, en el 39', viniendo desde atrás y pillando por sorpresa a los centrales, adelantara a los suyos después de un buen centro de Fran Sota desde la derecha. Había que reaccionar y se hizo 3 minutos después. Ubis, cuerpeó con un central por un balón y se lo dejó a Chevi, que se estrenó como goleador con la elástica blanquirroja. Un gol que daba paso al descanso. Momento para aclarar ideas y comenzar de nuevo, pero con sólo 45 por disputar.

Rafa avisaba de las intenciones de los pupilos de Lolo Herrera. El Tropezón mostraba mayor ambición, mientras que los riojanos estaban a la expectativa, como buscando alguna contra (hubo dos buenas transiciones que acabaron con mala decisión de pase en el último momento). Fran Sota, de nuevo como asistente, la puso de lujo en el primer saque de esquina de los cántabros para que Bustillo, de cabeza, demasiado solo, hiciera el 2-1 sin que Miguel llegara a evitarlo. Dio la sensación que dudó entre atraparla y despejarla, pero no llegó a tocar el balón.

El público jaleaba a los suyos, que no saben lo que es perder en 2015, y que están decididos a pelear por la salvación. El UD Logroñés estaba despistado, fuera de sitio, desbordado. Pouso buscó alternativas con Joel Valencia en escena, pero al Tropezón se le veía más cómodo con Rafa y Fran Sota como referentes. Cuestión de adaptación o no, el caso es que un balón diagonal provocó el tercero. Con la zaga superada, Miguel volvió a dudar: salgo, no salgo. Álex, más listo, se anticipó al meta blanquirrojo y marcó a puerta vacía.

25 minutos para el final y lluvia casi torrencial en Santa Ana. El chaparrón era de órdago para una UDL que quiso sacar su orgullo. Pero el juego, más con corazón y con pocas ideas, propició que la figura de Luis Alberto emergiera en las tareas defensivas de los locales. Los visitantes pisaban campo ajeno, pero sin acercarse a un Iván seguro y con poco trabajo.

En definitiva, una derrota que deja al UD Logroñes cuarto en la tabla con 41 puntos, con 2 de ventaja sobre el Racing de Ferrol. Situación que, como viene sucediendo tras los últimos choques a domicilio, obliga a los de Pouso a ganar en Las Gaunas, en esta ocasión al Compostela. Demasiado presión para un conjunto irregular que ha perdido la solvencia defensiva de la que hizo gala en la primera vuelta. Toca reflexionar para encontrar la manera de huir de esta dinámica.  

Tropezón: Iván, Cote, Bustillo, Sergio Conde, Luis Alberto, Nacho, Fer (Iñaki, min. 66), Luis González, Fran Sota, Rafa (Juan Fresno, min. 64) y Álex (Perujo, min. 81).

UD Logroñés: Miguel; Gago, Julio Rico, Moisés, Sergio Martínez; Jacobo Trigo, Chevi (Abaroa, min. 84); Titi, Menudo (Joel Valencia, min. 60), Íker Alegre; y Ubis (Miguel Santos, min. 70). 

Goles: 1-0, min. 39: Álex. 1-1, min. 42: Chevi. 2-1, min. 53: Bustillo. 3-1, min. 65: Álex.

Árbitro: Román Román (colegio castellano leonés). Amonestó a los locales Fer, Rafa, Cote y Juan Fresno; y a los visitantes Sergio Martínez, Jacobo Trigo, Julio Rico, Íker Alegre y Menudo.

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí