Miércoles 8 de Febrero de 2023Actualizado 12:02

El 18 de enero de 2015

Tiempo de lectura: 01:40
|||

El pasado año fue más cálido y húmedo de lo habitual

Las temperaturas en La Rioja superaron en 1,3 grados las medias de años anteriores.

Europa Press

El año 2014 fue en la comunidad de La Rioja algo más de un grado más cálido que la media habitual y, en cuanto a las precipitaciones, resultó un ejercicio muy húmedo, de acuerdo con el informe anual de la Demarcación de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en La Rioja, Aragón y Navarra.

Con respecto a las temperaturas, en La Rioja, 2014 ha tenido un carácter muy cálido en la mayor parte de su territorio, con tendencia a extremadamente cálido en La Rioja Alta y a cálido en La Rioja Baja. Las anomalías promediaron +1,3 ºC sobre las medias habituales.

En el conjunto de la Demarcación, el año 2014 puede considerarse en su valoración global como un año muy cálido, incluso extremadamente cálido en amplias zonas, para el conjunto de nuestra demarcación. Ya desde su inicio, el año apuntó ese carácter cálido, que continuó en la primavera -con un mes de abril extremadamente cálido-.

Rompió el paso el verano, con temperaturas inferiores a las esperables, y finalizó con un trimestre también muy cálido -destacando noviembre con un comportamiento extremadamente cálido-. El promedio de las anomalías observadas alcanzó un valor de +1,2 ºC con respecto a las medias anuales para el periodo de referencia 1971-2000.

Precipitaciones

En lo relativo a las temperaturas, en La Rioja, el carácter del 2014 fue muy húmedo en buena parte de su territorio. En el valle de La Rioja Alta y Media fue húmedo. Los porcentajes de precipitación promediaron un 122 por ciento con respecto a las medias de referencia, con valores entre el 107 por ciento en Logroño-Agoncillo y el 158 por ciento en Arnedo.

El año 2014, como balance final para el conjunto de la Demarcación, puede ser considerado como húmedo con tendencia a muy húmedo en el norte y el oeste y a normal o seco en el sur.

Su discurrir hasta mayo se caracterizó como húmedo y a partir de entonces se intercalaron meses secos, normales y húmedos, siendo noviembre el que más destacó como muy húmedo y donde se acumularon las mayores precipitaciones del año.

De promedio y para todo el territorio, el porcentaje de precipitación ha alcanzado el 113 por ciento con respecto a la normal del periodo de referencia 1971-2000.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Sanidad PúblicaADER Febrero 23