Rioja2

Miércoles 27 de Enero de 2021Actualizado 17:31

El 10 de noviembre de 2014

Tiempo de lectura: 03:32
|||

Razvan apea a la UD Logroñés del liderato

El CD Guijuelo empata al conjunto blanquirrojo a falta de cinco minutos para el final, aunque tuvo otra ocasión más para hacerse con la victoria.

UDL - Guijuelo

Manuel Martín

Tablas en la primera mitad y tablas en la segunda. 1-1 y 1-1. Resultado final: 2-2. El intercambio de golpes entre el líder (que ha terminado la jornada despojado de esa condición) y el cuarto clasificado terminó en Las Gaunas con un justo empate y elogios de ambos entrenadores hacia el equipo rival. La UD Logroñés y el CD Guijuelo demostraron con sus armas y sus ideas que están en los puestos de playoff por méritos propios. Los blanquirrojos pasearon por el césped su verticalidad, su pegada y sus destellos de calidad. El toque y el control del balón fueron cosa de los visitantes. El final fue sufrido para los de casa. Los aficionados riojanos se han acostumbrado a que en los últimos tramos del partido ellos también juegan. De seguir así, no se descarta que el club tenga que poner desfibriladores en cada vomitorio del estadio por si a algún hincha tiene un ataque al corazón a partir del minuto 80. Esta vez no fue una agonía con explosión de felicidad. Razvan igualó la contienda a falta de cinco minutos y pudo hacer el tercero. El encuentro quedó en empate.

El tema de los desfibriladores no es la única medida que la UD Logroñés podría implantar en las próximas semanas. Las largas colas para acceder al campo volvieron a sucederse y todavía faltaba gente por acceder al campo cuando ambos equipos habían comenzado a jugar. La falta de aparcamiento y el ambiente en las calles aledañas dan fe de que cada día más personas se acercan a Las Gaunas para ver el fútbol. Este domingo hubo. A partes casi iguales. Como guinda, cuatro goles que fueron cambiando la alegría entre riojanos y salmantinos según de qué color fuera la camiseta que celebraba el tanto.

Abaroa fue el primero. El centrocampista vizcaíno pegó un testarazo inapelable. Apareció por el área como quien baja a comprar yogures al supermercado y al acercarse a la caja da dos pasos rápidos para llegar antes a la fila. Segundos antes había galopado Iker Alegre por la banda izquierda como acostumbra. Sus zancadas emularon a los pasos de una bailarina de ballet: finas, medidas y certeras. El encargado de servir el centro fue Sergio Martínez. Hizo algo tan simple como recibir el balón y centrarlo de una forma tan perfecta que hasta pareció fácil. La respuesta no tardó en llegar. El central Yeray se montó en su bólido, recorrió el campo de lado a lado, dribló a todo lo que se le puso por delante y marcó. Un punto intermedio entre el gol de patio de colegio y el tanto de Maradona a Inglaterra.

Menudo hizo el tercero. Es posible que aún desconozca cómo. Centró Titi, erró la defensa salmantina y su guardameta Garabato y el balón fue directo al cuerpo del sevillano. Era la primera pelota que tocaba en el partido, recién entrado al terreno de juego en sustitución de Camochu. No saltó. No giró la cabeza. Gesto extraño con su 1,67 metros de altura, pero gol. Llegaron entonces los goles del Langreo que anunciaba el marcador. El Oviedo perdía. La UD Logroñés ponía más tierra de por medio con sus inmediatos perseguidores, pese a que el Real Murcia ganaba. La alegría en la grada era palpable. Razvan fue el encargado de aguar la fiesta blanquirroja. Varios rebotes mediante, en una jugada dentro del área local, puso el definitivo empate que hace al conjunto riojano perder el liderato casi un mes después de hacerse con él. Fue también Razvan quien casi, además de haber encendido las luces de la discoteca, echa a todos los asistentes a empujones cual portero con malas pulgas. Salió Miguel de su guarida para cortar un balón en profundidad y la dejó a merced del rumano, que no se lo pensó dos veces. Su disparo se marchó por poco. El viaje del esférico desde la bota del jugador hasta la pared se hizo interminable para todos. El empate, para unos, y la victoria, para otros, se esfumó en ese lejano lanzamiento.

Tras el partido de este domingo, la UD Logroñés ha cerrado sus enfrentamientos de la primera vuelta contra los tres equipos que le acompañan en el playoff: Real Murcia (victoria), Real Oviedo (derrota) y CD Guijuelo (empate).

FICHA

UD Logroñés: Miguel; Gago, Zubiri, Moisés García, Sergio Martínez; Titi (Joel Valencia, min. 70), Jacobo Trigo (Miguel Santos, min. 82), Abaroa, Rico, Iker Alegre; Camochu (Menudo, min. 63).

CD Guijuelo: Garabato (Devis, min. 72); Antonio (Aitor Granados, min. 24), Juli Ferrer, Yeray, Razvan; Raúl Ruiz, Javi Moreno, Valero, Carlos Rubén; Chuchi, Marc (Ramiro, min. 70).

Goles: 1-0, Abaroa (min. 19); 1-1, Yeray (min. 26); 2-1, Menudo (min. 64); 2-2, Razvan (min. 85).

Árbitro: Fernández Pérez (Comité catalán). Ha amonestado a Iker Alegre, Sergio Martínez y Abaroa, por parte de la UD Logroñés; y a Raúl Ruiz, Javi Moreno, Chuchi, Razvan, por parte del CD Guijuelo.

Incidencias: 2.512 espectadores en Las Gaunas. Fría tarde en Logroño.

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí