Rioja2

Lunes 14 de Octubre de 2019Actualizado 23:31

EQC
El 17 de octubre de 2014

Tiempo de lectura: 02:08
|||

Destruido un obús de la Guerra Civil en Villoslada de Cameros

El artefacto lo encontró un hombre que recogía setas en un paraje de Villoslada de Cameros.

Obús Guardia Civil

Europa Press

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja pertenecientes al Grupo Especial de Desactivación de Explosivos (G.E.D.E.X.), han procedido a la retirada y destrucción de un obús de 105 milímetros, de la Guerra Civil española. El artefacto lo encontró un hombre que recogía setas en un paraje de Villoslada de Cameros.

Los hechos se iniciaron el día 8, cuando la Central Operativa de Servicios (C.O.S.) de la Guardia Civil en La Rioja, comunica al GEDEX la llamada realizada por un ciudadano, que dice cree tener en su vivienda un artefacto explosivo.

Los especialistas se desplazan al lugar y constatan que se trata de un obús de 105 milímetros de la guerra civil española, con carga latente, la espoleta defectuosa y en aceptable estado de conservación.

Seguidamente se adoptan todas las medidas de seguridad establecidas para este tipo de incidencias, procediéndose al traslado del artefacto a una zona segura para su total destrucción, mediante el empleo de cargas especiales controladas, a fin de minimizar el impacto medioambiental en la zona.

El propietario de la vivienda indicó a los agentes que halló el obús en la mañana del día siete, mientras buscaba setas en el paraje 'Peña yerre' del término municipal de Villoslada de Cameros (La Rioja), y lo llevó a su domicilio al desconocer los riesgos que conlleva la manipulación de estos artefactos.

Recomendaciones

La Guardia Civil ha lanzado una serie de recomendaciones, así como guía para reconocer estos artefactos. En este último caso ha indicado que los artefactos explosivos son bastante comunes en parajes aislados, zonas de labranza o dobles fondos de casas habitadas durante la guerra; a todo objeto con apariencia de artefacto explosivo y extraño al entorno, habrá que darle una consideración de real; ante la duda avisar al 062, para que agentes especializados hagan la comprobación sin correr riesgos innecesarios.

Ante ello se dice que no se mueva, ni se toque, así como impedir que nadie lo toque, ya que el mismo riesgo potencial que supone para nosotros hay que trasladarlo a cualquier otra persona.

Alejarse del lugar, por la misma ruta que hemos accedido, pero en sentido contrario, ya que puede haber otros artefactos en la zona. El artefacto puede llevar varias décadas dormido y, si no lo manipulamos, es posible que continúe en ese estado.

Avisar al 062, dando las indicaciones exactas del lugar en el que nos hallamos. Esperar la llegada de los agentes a una distancia mínima de 300 metros del artefacto y, si es posible, a cubierto.

Además indican cómo señalizar el artefacto. Se aconseja utilizar elementos como piedras, ramas o una prenda con color intenso; conviene señalizar, pero no enmascarar el artefacto.

También no improvisar nuevas rutas para buscar elementos que nos ayuden a señalizar, buscarlos en el mismo camino por el que hemos accedido; resaltar el lugar con marcas en el suelo a modo de cruces o flechas; y si dispone de GPS o móvil con esa aplicación hacer uso del mismo, haciendo llegar las coordenadas exactas a los especialistas de la Guardia Civil.

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí