Domingo 17 de Octubre de 2021Actualizado 19:07

El 27 de marzo de 2012

Tiempo de lectura: 04:45
|||

Ari, Juan, Dani, Marta, Noe y Pepe, nominados de GH 12+1

La gala de las sorpresas dejó como expulsada a un indiferente Berta.

Redacción

La vida descarnada, dijo Mercedes Milá, era lo que anoche vimos en Telecinco. La gala de las sorpresas de Gran Hermano 12+1 fue emotivo, emocionante, divertida y trepidante y provocó que, los incondicionales y los que todavía no lo son, no se movieran del sofá en toda la noche, hasta las dos menos cuarto, cuando el programa terminó.

Durante esas horas reímos, lloramos, nos solidarizamos y nos enfadamos con el programa, los concursantes, la presentadora y el público. Lo de menos fue la expulsión de Berta de la casa. Estaba cantado: ha pasado por el programa sin pena ni gloria, repeinándose y poniendo morritos. Solo se ha relacionado con Ari y su círculo, cada vez más estrecho por cierto, y eso le ha pasado factura. La vallisoletana se justificó aludiendo a su timidez y a que las primeras semanas le había costado sentirse cómoda hasta que la última semana pudo sacar su 'yo interior'. Es igual que no le diera tiempo, era una concursante perfectamente prescindible.

Antes de pasar por la noche de las sorpresas familiares. Referirnos a la relación de Sindi y Sergio. Es imposible no solidarizarse con ambos; con Sergio porque parece una buena persona, está enamoradísimo de su novio y sufre al ver su frialdad. Y con Sindi porque parece ser que por primera vez puede ir “ a su bola”, relacionarse libremente con sus compañeros varones, sin cargo de conciencia y sin pensar que está haciendo algo malo. Sergio sufre porque sabe que ella preferiría que no hubiese entrado en la casa, o al menos, solo para un día. Sindia sufre porque lo ve sufrir y porque ella también sufre por no poder vivir Gran Hermano lejos de su adorado Pepe, sin poder abrazarlo, besarlo, y dejarle mensajitos de amor en los espejos. No sabemos qué pasará entre estos dos, si la convivencia pasará factura a su relación.

Otra relación que merece mención aparte es la de Noemí y Alessandro. El italiano había renegado de la canaria antes de que ésta se marchase a Brasil. Pero a su vuelta, las cosas parecen haber cambiado para Aless que la ve ya con otros ojos. Su relación se ha ido afianzando y los dos han vuelto a protagonizar un edredonnig en toda regla. Lo que ocurre que Noe no ha sido sincera: ni respecto a su affaire con Fael en su visita a la casa de Gran Hermano Brasil, ni con respecto a la promesa que se hicieron Paolo, su ex, y ella cuando entró en la casa. Noe insiste en que la promesa se refería a que, a pesar de que Paolo la dejó porque ella entró en Gran Hermano, Noe iría a buscarlo cuando saliera del concurso y que él, por su parte, desaparecería durante ese tiempo. Pero por lo que la canaria ha escrito en su blog es que ambos se prometieron fidelidad aunque su relación estuviera rota. Pero Noe se cree sus propias mentiras o intenta colárselas a todo el mundo: a sus compañeros e incluso al super. Esconde la foto en la que se se besa con  Fael para que Aless no la viera y asegura que entre ellos solo ha habido 'besitos' aunque las imágenes del edredonnig brasileño no deja lugar a dudas.

SORPRESAS Y LÁGRIMAS
En esta gala, los concursantes recibían la visita de sus familiares. Un clásico. Mención merece el desmayo-bajada de tensión que sufrió la pobre Marta. Casi le da un vahído al encontrarse con su hermana gemela. La muchacha lloraba y se agarraba a Costanza preguntado por todos su familiares, besándola, tirándola al suelo, y casi sin reaccionar. Fue un momento maravilloso: reíamos y llorábamos. Hasta la hermana le dijo: “¡Que todos estamos bien, coño!”.

Pepe consiguió ver a sus amigos a través de un cristal que se cerraba cada vez que el bailaor dejaba de taconear. Le supo a poco, sobre todo al conocer que algunos de sus compañeros habían podido abrazar a sus familiares.

Sindi logró ver a su madre y a sus amigas que se deslizaban por el tobogán cada vez que la sevillana recolectaba una 'mondarina' de un árbol. Noe pudo ver a su madre y  a su hermana que se asomaban por la ventana de una cabaña mientras ella tenía que surfear sobre un columpio. La canaria lloró amargamente y les pidió perdón, suponemos por las escenas subiditas de tono.

Ari tuvo que mojarse en la piscina para poder abrazar a su madre y a su hermana y además recibió la visita de su perro Dexter. Dani habló con su madre por uno de los cristales de cámara iluminados y Aless recibió el beso de su madre, frío el italiano que se comportó como si la hubiera visto hace dos días, en la boca de los deseos.

Juan abrazó a su hermana y montó en moto con sus compañeros que entraron en la casa. Fue en ese momento cuando Mercedes Milá se derrumbó. Los moteros le recordaron a su padre, recientemente fallecido, que fue campeón de España de motociclismo. La presentadora muy emocionada apenas podía articular palabra y bañada en lágrimas dijo: “Esto ha sido demasiado para mi, ver esos moteros en la Casa de Gran Hermano, ha sido demasiado para mi”. La Milá, grande como siempre, se recuperó y siguió haciéndonos reír en lo que quedaba de programa.

El protagonista de la noche también fue Hugo. Se la jugó y perdió. Tenía que elegir entre tres puertas, dos nombres y un interrogante: La puerta de Carmen, su madre, la puerta de Julia, su novia, y la puerta del interrogante en la que se escondía María. Hugo eligió ver a su novia pero algo barruntaba que detrás de aquella puerta no habría nadie. Y así fue. Julia se quedó en Barcelona. Los escarceos amorosos con María le pasaron factura al catalán que se quedó descompuesto y sin novia.
Finalmente, la organización permitió que pudiera ver a su madre en el confesionario, después de una petición descarnada por parte de esta y del apoyo de Mercedes Milá.

María se volvió a Fuencarral pero tiene la oportunidad de regresar a Guadalix de repescada si el público la elige entre el resto de sus compañeros. Así es, vuelve la repesca y parece que la guapa jerezana tiene todas las papeletas para volver. ¿Caerá rendido a sus brazos Hugo, después de confirmar que Julia podría haber finalizado su relación?.

En esta gala fueron los familiares y amigos quienes nominaron por los compañeros. Las nominaciones quedaron de esta manera: Ariadna, Juan, Dani, Marta, Noe y Pepe.
|||

A favor 1 En contra 1

1 comentarios

#1
pepe28/03/2012 14:17h

¿Qué llevaba Mercedes en la chaqueta? ¿el logotipo de Inter Economía?

A favor 2 En contra Denunciar
CSIF oct 21
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí