Jueves 20 de Enero de 2022Actualizado 15:57

El 16 de febrero de 2012

Tiempo de lectura: 01:52
|||

Los casquillos encontrados en el lugar del suceso pertenecían al arma del guarda procesado

Dos guardias civiles han declarado en la nueva sesión del juicio por la muerte de un retén forestal en Cornago a manos, supuestamente, de un compañero de trabajo.

EFE

Dos guardias civiles de la unidad de balística han declarado hoy, en el juicio contra el miembro de un retén de incendios acusado de asesinar a un compañero en Cornago en 2010, que los cinco casquillos y el proyectil encontrados junto al cadáver procedían del arma del procesado.

Así lo han detallado en la tercera sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Logroño, con Jurado Popular, contra J.M.V.O., a quien el fiscal y la acusación particular solicitan penas de 20 y 25 años de cárcel por asesinato, mientras que la defensa pide su absolución por una anomalía psíquica.

Los agentes cotejaron entre sí los cinco casquillos y también probaron la pistola propiedad del acusado, que él mismo reconoció el primer día del juicio que utilizó para disparar a su compañero.

Tras este análisis, comprobaron que todos los casquillos y otro proyectil encontrado en el lugar del tiroteo, un monte de Cornago, habían sido disparados por la misma pistola.

Los guardias han detallado que se trata de un arma corta, marca "Glock", muy conocida y de bastante prestigio, que se utiliza para defensa personal y tiro olímpico.

Por otro lado, también han declarado por videoconferencia tres médicos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Madrid que examinaron varios colgajos cutáneos y la ropa del fallecido.

Según estas muestras, pudieron determinar que la mayoría de los proyectiles se dispararon a media distancia -desde pocos centímetros, a un máximo de metro y medio- con un arma corta.

Sin embargo, debido a que solo tenían un trozo de piel, no pudieron concretar si el acusado disparó a su compañero cuando este se entraba de espaldas o de costado, ya que este dato lo debe determinar un forense.

Mañana continúa el juicio con las pruebas periciales de psicólogos y psiquiatras solicitadas por las acusaciones y la defensa, mientras que el próximo lunes las partes presentarán sus conclusiones.

Después, si el magistrado, Alfonso Santistebán, considera que no hay suficientes pruebas para mantener la acusación, puede disolver el Jurado y dictar una sentencia absolutoria.

También puede haber conformidad si las partes se ponen de acuerdo sobre la pena o retiraran las acusaciones, por lo que, en ambos casos, se disolvería el Jurado.

Si no se producen cualquiera de estos supuestos, el magistrado entregará al Jurado el objeto de veredicto, en el que enumera en párrafos separados los hechos alegados por las partes, diferenciando los que son desfavorables al acusado y los que le son favorables, para que los nueve miembros del Jurado deliberen.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí