Rioja2

Lunes 10 de Agosto de 2020Actualizado 19:10

7 Ingeniería Industrial UR cabecera
El 11 de febrero de 2012

Tiempo de lectura: 01:58
|||

9 años de cárcel por quemar a sus hijos con la vitrocerámica

Una madre puso las manos de sus dos hijos sobre la vitrocerámica encendida y les causó quemaduras de segundo grado porque uno de ellos no había hecho los deberes.

EFE

El fiscal pide una pena de ocho años y nueve meses de cárcel a una madre que puso las manos de sus dos hijos sobre la vitrocerámica encendida y les causó quemaduras de segundo grado porque uno de ellos no había hecho los deberes.

El Juzgado Penal Dos de Logroño celebrará el próximo 15 de febrero el juicio contra R.C.D.D., a quien el Ministerio Público le imputa un delito de malos tratos habituales y dos de lesiones.

A su marido, A.J.D.C. le pide una pena de un año y nueve meses de prisión, por los malos tratos.

Ambos tenían 36 años y vivían en la localidad de Agoncillo cuando sucedieron los hechos, en febrero de 2010.

La pareja, casada en 2003, tenía una hija común de siete años y también se encargaba del hijo de ella -fruto de una relación anterior-, de una edad de once años, en el momento del maltrato.

El niño tiene un trastorno por déficit de atención e hiperactividad, por el que sigue tratamiento desde junio de 2009.

Según recoge el fiscal en su escrito de acusación, la relación de la madre con su hijo era "muy conflictiva", ya que carecía de la habilidad para manejarlo, por lo que frecuentemente "pierde el control sobre su emociones y recurre a la violencia física".

Los golpes también se los propinaba a su hija, mientras que su marido no hacía nada para evitarlo y pegaba al menor cuando se enfadaba con él.

Los servicios sociales habían intervenido con anterioridad a estos hechos, alertados por el colegio al que acudía el niño, debido a que tenía hematomas y marcas de golpes, pero el problema no se solucionaba por "la falta de colaboración" de los acusados, sostiene el Ministerio Público.

Un día que el tutor del chico le informó a la madre que no había hecho los deberes, ella le golpeó por todo el cuerpo y después cogió a sus dos hijos y les puso la mano izquierda sobre la vitrocerámica encendida, donde las mantuvo durante un rato.

Al día siguiente, el director del colegio alertó al médico de la localidad y a la Guardia Civil al comprobar que ambos menores tenían quemaduras en las palmas de las manos.

Desde ese día, los dos menores fueron declarados en situación de desamparo de urgencia, fueron acogidos en una residencia y se encuentran tutelados por los servicios de protección de menores del Gobierno de La Rioja.

El fiscal también pide una orden de alejamiento del niño durante cuatro años para el acusado y de nueve años para la madre.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Barranco Perdido7 Ingeniería industrial UR cuadradoAgresiones Sexuales Gobierno
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí