Sábado 22 de Enero de 2022Actualizado 20:11

El 25 de enero de 2012

Tiempo de lectura: 01:48
|||

La quema incontrolada de rastrojos es la principal causa de incendios en La Rioja

En 2011 se produjeron 82 siniestros que afectaron a 62,63 hectáreas de superficiel forestal, casi 10 eran arboladas. Los incendios forestales, que han descendido con respecto a 2010, se siguen produciendo mayoritariamente en el Valle del Ebro.

Incendio en Sotés

Redacción



El consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, que ha presentado el balance de la campaña de incendios junto al director general de Medio Natural, Miguel Urbiola, cree que el buen trabajo y la efectividad del servicio de detección y extinción durante las sucesivas campañas y la creciente sensibilización social “han sido fundamentales para mantener esta tendencia decreciente, y que el índice de siniestralidad en la Comunidad Autónoma se haya situado por debajo de la media de los últimos diez años, a pesar de que no ha sido un año favorable desde el punto de vista meteorológico”.

De hecho, recordó el titular de Medio Ambiente, las excepcionales condiciones meteorológicas y la sequía motivaron la ampliación de la temporada de alto riesgo de incendios forestales hasta finales de octubre.

Durante 2011, La Rioja registró 82 siniestros, 32 menos que en 2010, que afectaron a 62,63 hectáreas de superficie forestal, de las cuales 9,97 eran arboladas. Estas cifras suponen una disminución de 221,25 hectáreas de superficie forestal y 14,46 hectáreas de masa arbolada con respecto a la campaña precedente. Un 82% de los siniestros registrados el pasado año se quedaron en meros conatos. La superficie forestal media quemada en esta campaña se ha situado en las 0,76 hectáreas, un dato que, según ha destacado el consejero, “demuestra el nivel de efectividad de los medios, ya que en la mayor parte de los casos no afectaron a más de una hectárea y no se produjeron situaciones de peligro para los ciudadanos”.

Al cierre de la campaña, abril y mayo fueron los meses de mayor siniestralidad al producirse el 27% de los incendios y quemarse el 38% de la superficie forestal de todo el año. En concreto, mayo encabeza el porcentaje por número, con 12 incendios registrados, siendo también en este mes cuando se produjo el suceso más importante por extensión al quemarse 12,3 hectáreas de arbolado y pastizal en una chopera en Haro.

En este sentido, y analizando la distribución mensual de los incendios, se observa un repunte en el mes de mayo respecto a la media del último decenio. El resto del año, destacan los meses de febrero y marzo cuyo número de siniestros se encuentra ligeramente por debajo de la media registrada entre los años 2001 y  2010.

La mayor parte de los incendios se siguen concentrando en el valle del Ebro y su origen mayoritario siguen siendo las prácticas agrícolas inadecuadas como la limpieza de terrenos, ribazos y acequias de riego con empleo de fuego y la quema incontrolada de residuos agrícolas.
|||

A favor En contra

1 comentarios

#1
gabino25/01/2012 15:31h

es que hay algunos que no aprenden, como llevan toda la vida haciéndolo mal tiene que seguir habiéndolo y luego todos a pagar sus memezes.

A favor En contra Denunciar
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22Manifestación sindicatos agrarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí