Rioja2

Domingo 17 de Noviembre de 2019Actualizado 20:05

Mercedes GLA 180 Black
El 10 de noviembre de 2011

Tiempo de lectura: 04:38
|||

El debate a cinco de TVE se ancla en el bipartidismo

CiU, PNV e IU coincidieron en señalar que PSOE y PP son en la misma medida responsables de la crisis económica y de la situación del país. Como en el 'cara a cara' se echaron en falta compromisos en firme.

Debate a cinco en TVE

Redacción

TVE organizaba una cita plural en la que frente a los dos grandes partidos con posibilidad de formar gobierno, se dio voz, como venían exigiendo en la precampaña, al resto de partidos con mayor representación, esto es, CiU, PNV e IU. En el encuentro, que tuvo lugar en el plató de 59', poco o nada nuevo se dijo sino que el debate se vio como un epílogo del 'cara a cara' que mantuvieron el pasado lunes el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el del Partido Popular, Mariano Rajoy.

En la presentación de cada uno de los candidatos que acudieron al debate se estrenaba el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que con Jáuregui , ministro de la Presidencia, ambos eclipsaron el resto de dimes y diretes al polemizar sobre el origen de la crisis económica y el grado de responsabilidad de sus respectivas formaciones. Gallardón defendía la postura de los 'populares' como número 4 en las listas de su formación al Congreso.

Sin embargo, el hecho de que el encuentro fuera más plural abrió la mesa de debate a temas que quedaron fuera el pasado lunes, como el cese definitivo de la violencia de ETA y la necesidad de establecer un nuevo estatus político en el País Vasco, según defendió Josu Erkoreka en su primera intervención. CiU también optó por los asuntos domésticos de Cataluña y sacó de la agenda el pacto fiscal y el déficit que denuncian los nacionalistas que mantiene el Estado con Cataluña. ERC podría haber aportado  más leña al fuego en esta materia, pero finalmente la Junta Electoral Central determinó que por número de votos, que no por número de diputados, fuera IU quien ocupara la quinta silla del debate, de modo que Gaspar Llamazares, que encabeza la candidatura asturiana por su partido, fue quien puso en situación el debate con los datos del paro y las políticas poco efectivas del PSOE y del PP, a quienes acusó de crear más recesión, más desempleo y más desigualdad.

En este contexto, Jáuregui arremetió contra Gallardón para denunciar que el Partido Popular ha pasado tres años y medio de la legislatura en defensa de "cuanto peor, mejor", de no arrimar el hombro y de querer llegar a la Moncloa subidos a la cresta de la ola de la crisis, pero el alcalde de Madrid le recordó que el PP ha apoyado al Gobierno en iniciativas para frenar el acoso de los mercados y la situación de déficit con la aprobación unánime entre PSOE y PP de la reforma constitucional para la regulación de la estabilidad presupuestaria de las administraciones. Asimismo, señaló que el Ejecutivo no debe buscar responsables de sus errores fuera del Consejo de Ministros, algo que se comprometió a que no suceda si los 'populares' vencen el próximo 20 de noviembre. Tendió la mano a la firmeza, el diálogo y la moderación.

A este respecto, IU denunció el recorte en las inversiones, lo que a su juicio traerá más paro, el mismo que las dos reformas laborales aprobadas por el Gobierno. Mientras, el PNV señaló que hay que estimular el crecimiento, una posición ya defendida por los 'populares', aunque también recordó que incluso la locomotora alemana vive un período de estancamiento. CiU también se alineó con el PP en su defensa de favorecer el crédito a las empresas para la reactivación económica en un discurso que volvió a girar en torno a los mismos frentes del pasado lunes en Rubalcaba y Rajoy.

Más encendido fue el debate en el ámbito de las políticas sociales, que volvió a concentrarse en la sanidad y la educación. Alberto Ruiz Gallardón se confesó en contra del copago sanitario y acusó de nuevo al Gobierno de haber ejecutado el mayor recorte en pensiones de toda la historia. IU, por su parte, si bien opinaba lo mismo incluyó, como en los asuntos económicos, al Partido Popular como un corresponsable más de los recortes de las pensiones y del retraso en la edad de jubilación. Llamazares sacó a colación los recortes "injustos" en sanidad que señalan directamente a CiU en Cataluña y a Madrid, tanto en esta materia como en educación. Más ambigua fue la postura de Erkoreka, quien expuso la necesidad de distinguir entre lo que es esencial y lo que es prescindible en todos los servicios que dependen del Estado del bienestar, dejando la puerta abierta a eliminar determinados conceptos que no llegó a determinar.

Jáuregui aprovechó para denunciar que Gallardón no era de los cinco políticos quien debía erigirse en adalid de una buena gestión del gasto público, porque "el Ayuntamiento de Madrid gasta más de lo que tiene". Expuso, además, que Alemania ha congelado las pensiones por un período mayor, de tres años, respecto a España y volvió a recordar a los 'populares', que no cumplen con la aplicación de la Ley de Dependencia al tiempo que anunció recortes y privatizaciones si Rajoy se convierte en presidente del Gobierno y no consigue reactivar la economía para subir los impuestos.

El Partido Popular defendió frente a la tesis de Jáuregui una apuesta por la solidaridad, que las comunidades autónomas con más PIB sean condescendientes con el resto para que el nivel de renta de los españoles se iguale. Sin embargo, Macias (CiU) reprochó al 'popular' esta tesis asegurando que Cataluña es la tercera comunidad autónoma que más aporta y la octava que menos recibe.

Gallardón desató la crítica encendida al afirmar que los 'populares' están comprometidos con la educación, la sanidad y las pensiones, mientras que Jáuregui le recordó el recurso del PP contra la aprobación del matrimonio homosexual, su oposición a la nueva Ley del aborto o los recursos también planteados a la Ley de Igualdad a lo que el alcalde de Madrid respondió hablando de la transparencia de su partido y de la necesidad de pactar entre los partidos grandes y no de buscar consensos solamente con los minoritarios sacando a colación nuevamente la defensa del bilingüismo y el trilingüismo en el programa electoral del PP, así como señaló que es el TC quien determinará si el Estatuto de Cataluña es válido o el matrimonio homosexual debe seguir su curso.
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí