Rioja2

Martes 22 de Octubre de 2019Actualizado 23:31

Adrenaline Webads
El 5 de noviembre de 2011

Tiempo de lectura: 03:13
|||

Rajoy se compromete a no adoptar medidas que afecten "a los que lo están pasando peor"

Aparte del agradecimiento a la presidenta madrileña por su gestión, de la que ha dicho que ha contribuido a reducir "el enorme daño" que ha hecho a España la política de José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del PP ha escarbado en las diferencias entre el PSOE y su organización.

Rajoy

EFE

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha comparado hoy a quienes "se han quedado en el pasado" con un Partido Popular que sólo mira al futuro, y por ello, frente a los "mayores enemigos de las políticas sociales", él se ha comprometido a no adoptar ninguna medida que "perjudique a los que están peor".


Leganés, considerado enclave fundamental del "cinturón rojo" de Madrid y hoy gobernada por el PP, ha sido escenario del segundo gran mitin de Rajoy esta campaña, y a la cita no han faltado Esperanza Aguirre, María Dolores De Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría, Alberto Ruiz-Gallardón, Pío García Escudero, Ana Mato o Miguel Arias Cañete.


Estaban, por tanto, los miembros de la dirección nacional, unos cuantos ministrables, la cúpula casi al completo del Gobierno regional y del PP madrileño, alcaldes incluidos, y por si fuera poco, el ministro de Economía de Chile.


Los focos de atención y las miradas de los 6.000 asistentes se han centrado en ellos, sobre todo cuando Rajoy ha citado los nombres de los que le siguen en la lista electoral de Madrid, que él encabeza.


El público ha ovacionado y aplaudido cada nombre -con énfasis el del alcalde de Madrid- y ha reinado el asombro cuando el presidente del PP, que no suele prodigarse en elogios a los cargos de su partido, ha destacado que quienes integran su lista es gente "competente" que "tiene mucho futuro político".


Con estas palabras ambiguas, como es habitual en él, el líder de los populares ha señalado a los que casi con toda seguridad formarán el núcleo central de su Gobierno.


Aparte del agradecimiento a la presidenta madrileña por su gestión, de la que ha dicho que ha contribuido a reducir "el enorme daño" que ha hecho a España la política de José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del PP ha escarbado en las diferencias entre el PSOE y su organización.


Los populares miran al futuro desde la concordia, ha afirmado Rajoy, mientras que los socialistas, congregados hoy en Dos Hermanas con Felipe González y Alfonso Guerra como reclamos, "se han quedado en el siglo XX, en el pasado", y tan sólo ofrecen como lema electoral "la pelea y la división".


El PP no entrará en esa pelea, en palabras de Rajoy, porque el objetivo nacional es únicamente la creación de empleo, y éste se conseguirá, ha dicho, en tanto en cuanto los ciudadanos trabajen unidos por su consecución.


Por ello, Rajoy se ha comprometido a avanzar por la campaña desde "la verdad", "la moderación" y "el equilibrio" y a aunar todos estos requisitos en la gestión de la economía del país, siempre y cuando gane las elecciones.


Al PSOE le queda "explicar por qué han traído esta vergüenza de situación económica". Es su "obligación", ha sentenciado el presidente del Partido Popular.


Ya lo ha dicho en otras ocasiones, pero hoy Rajoy lo ha repetido: esta campaña electoral no es "una pelea al estilo clásico entre los partidos", sino un dilema que los ciudadanos han de resolver entre "seguir como hasta ahora" o asfaltar un camino que permita "ver la luz al final del túnel".


Para el candidato, el PP irá por ese camino, y por ello gobernará con "rigor" haciendo todo lo posible por crear empleo, ayudar a los emprendedores, aumentar los ingresos y potenciar la inversión.


Al mismo tiempo, frente "a los mayores enemigos de las políticas sociales", que son Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y los socialistas en general, en opinión de Rajoy, el Partido Popular "mantendrá y mejorará" esas mismas políticas sociales y no adoptará bajo su mandato ninguna medida que perjudique a "las personas que están en peor situación".


Su cometido será ese y la sociedad española lo logrará como ha hecho en crisis anteriores, a juicio de Rajoy, para quien entonces España habrá recuperado el crédito en el mundo y Europa, en vez de dar instrucciones, observará el país con "orgullo y admiración".


Ha concluido así: "El PP contará con todos, con los que quieran trabajar lealmente por España y conseguir el gran objetivo nacional, que es acabar con la crisis, crear empleo y ser felices".

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí