Rioja2

Jueves 21 de Noviembre de 2019Actualizado 21:50

Mercedes Clase A Q4 2019
Violencia de Género Gobierno
El 15 de julio de 2011

Tiempo de lectura: 03:28
|||

EEUU se coloca al borde de la quiebra por la falta de consenso

Obama negocia 'in extremis' con los republicanos tras abandonar la última de los reuniones el pasado miércoles. Las divergencias entre estos y los demócratas quedaron de manifiesto en una situación límite. Entretanto, Standar and Poor's ya ha advertido de que rebajará la calificación estadounidense si no se alcanza un acuerdo sobre la deuda.

EEUU se sitúa al borde de la quiebra

Redacción

"Es hora de tomar una decisión" advertía la pasada madrugada (española) el presidente de EEUU tras la bronca de la última reunión entre Barack Obama y el número dos de los congresistas republicanos. La situación de este jueves poco o nada difiere de la anterior, ya que el presidente ha instado a los republicanos a un acto de toma de conciencia para decidir qué hacer con la deuda del país a expensas de que se replanteen si apoyar o no el plan propuesto por él mismo y las filas demócratas que pasa por gravar con impuestos más elevados a las clases más altas y aumentar el techo de gasto.

La encrucijada en la que se encuentra EEUU no deja de ser preocupante, porque en en 24 ó 36 horas el país caería en la quiebra. Además, este viernes ambas partes no se van a reunir de modo que el presidente Obama dará una rueda de prensa para informar a los estadounidenses del punto en que se encuentran las negociaciones, que están siendo frenéticas.

Si los dos partidos no alcanzan el consenso para elevar ese techo de la deuda antes del dos de agosto, fecha en que caduca el anterior límite de 14,29 billones de dólares por primera vez en su historia, EEUU entraría en suspensión de pagos. Obama ya había propuesto a los republicanos que en su plan de subida de impuestos a los más ricos se recortará el déficit en cuatro billones de dólares en una década, una hoja de ruta quizá demasiado ambiciosa y que los republicanos no ven factible, al margen de otros puntos (como la vía impositiva) que tampoco comparten ni apoyan.

En las últimas horas, fuentes del partido demócrata han confirmado que Obama estaría dispuesto a tender la mano a los republicanos para alcanzar un "acuerdo más amplio posible". En este punto, la Casa Blanca estaría dispuesta a conceder recortes a la Seguridad Social, pero sin renunciar a subir los impuestos a los más adinerados. Es aquí donde se halla la posible salida del atolladero: un plan o paquete moderado de reforma de impuestos.

También, la Casa Blanca habría dado por buena en las últimas horas la alternativa planteada por el senador republicano, Mitch McConnell que pasaría por un plan de contigencia consistente en elevar el techo de deuda como pide y plantea Obama, pero después de darse luz verde a esa subida sería el Congreso el que decidiera cómo y dónde meter la tijera y recortar. La Seguridad Social de Estados Unidos se colocaría en el punto de salida de esos recortes si Washington no quiere verse abocada a los desmanes que se viven estos días al otro lado del Atlántico.

Calificación a la baja

Standard and Poor's ha lanzado a EEUU la advertencia de una rebaja de su calificación a expensas de lo que suceda en las próximas horas. No en vano si no hay acuerdo el país se va a la quiebra el 2 de agosto, y señala la calificadora que no habrá más remedio que bajar la revisión de su deuda, que se sitúa a día de hoy en Aaa.

Un 50% de posibilidades es lo que señala en su informe de que se degrade la deuda del país "bajo vigilancia con perspectiva negativa. Señala Standard and Poor's en un comunicado que "el debate político sobre la posición fiscal de Estados Unidos y el asunto relacionado del techo de la deuda del Gobierno estadounidense, en nuestra opinión, no ha hecho más que complicarse".

De no lograr un acuerdo bipartidista en los próximos días, la agencia considera que el país no podría alcanzarlo "en varios años", lo que resulta "inconsistente con una calificación 'Aaa', dada la trayectoria esperada de la deuda en los próximos años. John Chambers, director gerente de Standard & Poor's, ha manifestado la decisión de la agencia en una reunión privada con el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, y a funcionarios de la Cámara de Comercio de EEUU y del Foro de Servicios Financieros.

El subsecretario del Tesoro para finanzas domésticas, Jeffrey Goldstein, considera la medida un nuevo toque de atención sobre la urgencia de que republicanos y demócratas encuentren cuanto antes un acuerdo que evite que el país entre en suspensión de pagos por primera vez en su historia. "La acción de hoy de S&P demuestra lo que el Gobierno de Obama lleva diciendo un tiempo que el Congreso debe actuar expeditamente para evitar un incumplimiento de las obligaciones nacionales, y para trazar un plan de reducción del déficit creíble y que tenga un apoyo bipartidista".
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí