Rioja2

Sábado 31 de Octubre de 2020Actualizado 11:14

App Radar Covid
Reactivación económica
Memoria Democrática
El 13 de julio de 2011

Tiempo de lectura: 02:16
|||

Adelantar las elecciones al 27 de noviembre

En los pasillos del Congreso se vivió durante la jornada del martes un ambiente de fin de ciclo político. La salida de Rubalcaba por Camacho y la culminación de las reformas emprendidas para paliar la crisis de cara a septiembre abren el debate sobre un posible anuncio al acabar el verano.

Zapatero apela a la unidad en el debate sobre el estado de la nación

Redacción

Es un rumor extendido en la Carrera de San Jerónimo. Las conjeturas parten de la aprobación del techo de gasto para 2012, es decir, la antesala de los Presupuestos Generales para el próximo año. Una vez más, como ya sucedió el año pasado, el Gobierno se quedó solo en la aprobación de ese techo máximo y salvó los muebles gracias a los partidos nacionalistas: CiU, CC y PNV. Los primeros votaron, como viene siendo habitual, "por responsabilidad", mientras que los otros dos lo hicieron en base a un pacto de estabilidad de legislatura que le da alas a Zapatero para mantenerse al frente del Ejecutivo y agotar su mandato hasta marzo.

Sin embargo, la salida de Rubalcaba ya ha sido un anuncio de que la legislatura está terminada. Lo dejó claro José Blanco en su intervención tras su prometer su cargo como portavoz del Gobierno: las elecciones serán cuando toquen y ahora lo que toca es zanjar la crisis. Vino a parafrasear al presidente Zapatero, cuyo objetivo único es culminar las reformas necesarias para estabilizar la situación financiera del país. De ahí que la remodelación del Ejecutivo tras la marcha de Rubalcaba haya quedado en un mero retoque. Pero, la prevista culminación de todas las medidas emprendidas por el gabinete socialista se espera de cara a septiembre coincidiendo con el final del verano y sería entonces cuando, según se encuentre la situación económica Zapatero decida si hay adelanto en el calendario electoral.

Hoy por hoy todo podría ser. El presidente tanteará durante estos meses el grado de aceptación del programa que desgrane su sucesor, Alfredo Pérez Rubalcaba. Y también, ambos, seguirán muy atentos a la evolución del paro, que previsiblemente seguirá cayendo hasta septiembre gracias al factor estacional. Más allá es posible que se dé lugar a un repunte en el número de parados y esto perjudique al Gobierno o, más bien, a su candidato a suceder a Zapatero. Coincidiendo con este previsible cambio de tendencia en el paro, el mes de septiembre debería dejar despejado el horizonte para la recuperación económica de forma más clara. De esta manera, el Ejecutivo podrá dar por terminada la legislatura y el presidente anunciaría hipotéticamente elecciones, que se celebrarían a dos meses vista, esto es en torno al último fin de semana de noviembre. El día 27 es una fecha que barajan tanto diputados como prensa y allegados al Gobierno de ser la hoja de ruta que se decida aplicar en base a las circunstancias.

De ahí que la aprobación in extremis del techo de gasto para 2012 no haya tenido mayor importancia que la de evitar tocar de muerte una vez más al Gobierno en su desamparo en el hemiciclo. De cumplirse este pronóstico lo que habría sería una prórroga de los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene, una opción más que válida teniendo en cuenta que será otro Gobierno, del PP probablemente, quien haya de gestionar unas cuentas aprobadas por este Ejecutivo en tiempos de crisis. Aunque fuera del PSOE, ese Gobierno también se hallaría con unas cuentas heredadas.
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí