Rioja2

Lunes 1 de Junio de 2020Actualizado 14:21

Coronavirus cabecera D6
Puertas abiertas UR cabecera
El 30 de junio de 2011

Tiempo de lectura: 02:51
|||

La ira ciudadana desata la violencia y el caos en Atenas

La mayor parte de ciudadanía griega se opone rotundamente a las medidas adoptadas que pasan por el despido de 150.000 funcionarios y la privatización de casi todo el entramado de empresas públicas. En medio de los enfrentamientos, con más de medio millar de heridos, dos diputados han sido atacados por los manifestantes.

Violencia y caos en Atenas

Redacción

La relativa calma tensa con que Grecia contuvo la respiración en las últimas 48 horas estalló a última hora de la tarde del miércoles en un conato de violencia nunca vista antes, según autoridades griegas. La ira se reprodujo por las calles de la capital helena y terminó desembocando en el caos en plena plaza Sintagma frente a las puertas del parlamento. Por su parte, decenas de policías permanecían apostados tras las vallas de seguridad, que tuvieron que se ser colocadas días atrás para evitar cualquier altercado entre la ciudadanía y los parlamentarios, quienes desde el martes debatían salvar al país de la bancarrota o, literalmente, dejarlo morir y con ello arrastrar posiblemente al euro a una crisis sin precedentes.

Papandreu contó a primera hora de la tarde del miércoles con el respaldo mínimo, pero suficiente para sacar adelante ese nuevo plan de ajuste. 155 votos frente al resto de la Cámara griega daban luz verde a un plan que ni los propios diputados del PASOK, el socialismo heleno, veían con buenos ojos, porque supone llevar al país a una situación límite de subida de impuestos y de recortes de derechos sociales en todos los sentidos. Eso o el hundimiento griego. Ahora, el país recibirá los 12.000 millones de euros comprometidos por Bruselas y el FMI para dar un respiro a los griegos.

Pero si el parlamento salvaba los muebles de puertas adentro, a unos metros de la columnata de entrada, centenares de griegos comenzaban a agolparse para protestar contra lo que ya daban por hecho, que era la aprobación de un plan impopular y cuyas consecuencias desconocen, pero cuyas causas denunciaban en algunas pancartas les eran totalmente ajenas. Señalaban, como el Movimiento 15-M en España, a los bancos y a los políticos por su permisividad de ser los culpables del agujero económico en el que ha caído Grecia y detrás de ella Irlanda y Portugal.

Así las cosas, el plan que han aprobado los parlamentarios griegos este miércoles se enmarca en el primero de los dos proyectos de austeridad exigidos pos las autoridades internacional. Sin embargo, y a pesar del voto favorable recibido en el parlamento, este jueves los diputados podrían rechazar el detalle de las medidas de austeridad y devolver al país a la incertidumbre absoluta acerca de su futuro. Sería improbable, pero es una posibilidad que puede acabar sucediendo mientras la violencia persiste en el centro de Atenas, incluso en los barrios más turísticos de la capital griega como son los de Kolokani y Monastiraki en medio de un ambiente irrespirable por el lanzamiento interminable de gases lacrimógenos.

Liana Kaneli y Alexandros Athanasiadis son los dos diputados a los que han atacado los manifestantes más violentos, aunque otros compañeros acudieron en su ayuda, mientras la policía desalojaba a cerca de una decena de personas de la sede de Eurobank, también en la plaza Sintagma, que ha sido atacada e incendiada.

A primera hora de la tarde del miércoles radicales lanzaban piedras y gases lacrimógenos provocando numerosos daños materiales en los aledaños a Sintagma. Mientras, otro grupo se enfrentaba cuerpo a cuerpo con los agentes policiales con un balance provisional de un centenar de heridos. Los daños más graves han tenido lugar en los bajos del Ministerio de Finanzas, donde se ubica una oficina de Correos a que han prendido fuego. En otros puntos del casco histórico de Atenas también se han destruido escaparates, tiendas, paradas de autobuses, así como se han quemado contenedores con el lanzamiento de cócteles molotov.

Atenas ha amanecido este jueves en medio de un grado importante de devastación que ha incluido la destrucción por norma de cualquier tipo de mobiliario urbano: desde los hoteles hasta semáforos, farolas, fachadas de todo tipo de comercios, locales y adornos urbanísticos. Los bomberos de Atenas aseguran que nunca  habían visto nada semejante en el centro de la ciudad, que ha amanecido con las recomendaciones de la embajada de EEUU de no trasladarse hasta este lugar por el riesgo de que continúen los disturbios.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Coronavirus cuadrado D6Puertas abiertas UR cuadrado
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí