Rioja2

Jueves 6 de Agosto de 2020Actualizado 18:01

5 Gestión de Empresas UR cabecera
El 13 de junio de 2011

Tiempo de lectura: 04:50
|||

Un nuevo mapa municipal

Tras la formación de la mayor parte de las corporaciones de gobierno municipal a lo largo del fin de semana, la balanza del poder territorial ha quedado claramente inclinada a favor del PP, que aumenta de forma ostensible su representación.

Redacción

Con la salvedad de las elecciones de 1.995, que sirvieron de trampolín para la conquista municipal del PP, estos comicios han dado vuelco a la mayor parte de los ayuntamientos que hasta ahora no estaban gobernados por el PP. Este fin de semana, tras semanas de negociaciones se sellaron los pactos en las votaciones que han dibujado un nuevo mapa en el que lo más destacado es que el PSOE a unos meses de las elecciones generales va a perder casi toda su cuota de poder territorial.

Los socialistas conservan pequeñas ciudades, capitales de provincia que, a excepción de Zaragoza (única gran capital que mantienen gracias a un acuerdo de izquierdas) apenas tienen peso: Toledo, Cuenca, Segovia, Soria, Lleida y Tarragona. El resto de capitales de provincia, con excepciones han caído del lado popular con mayoría absoluta. De hecho, el candidato del PP en la capital aragonesa se ha quedado a un puñado de votos de alcanzar esa cuota que le hubiera permitido gobernar en solitario.

De otro lado, FAC de Asturias ha cambiado el panorama político en la comunidad autónoma. En primer lugar, Gijón despide a su alcaldesa socialista. Tras 32 años de poder en la ciudad más poblada del Principado, Carmen Moriyón, de FAC, será la nueva primera edil gracias al apoyo del Partido Popular, que ha conservado con mayoría simple Oviedo, capital asturiana, merced a la abstención del partido de Álvarez Cascos, quien a todas luces será investido presidente regional con mayoría simple, por la abstención de sus ex compañeros de filas.

Llamativa también es la alternancia en Vitoria. Nuevamente la alcaldía de la capital vasca
cae del lado popular, que invistió alcalde a Javier Maroto en sustitución de un socialista, que le ha dado su apoyo para frenar el avance nacionalista en el País Vasco, donde sin duda la imagen fue la ascensión como primer edil del candidato de la izquierda abertzale, Juan Carlos Izaguirre, hasta ahora un desconocido en política. Bildu ha desbancado con mayoría simple al Odón Elorza, quien ha sido alcalde de San Sebastián durante dos décadas. Iñaki Azkuna ha salvado los muebles del PNV con su mayoría absoluta en Bilbao.

Tampoco hubo sorpresas de un gran pacto que desalojara del Ayuntamiento de Pamplona a UPN sin Yolanda Barcina, que previsiblemente será la nueva presidente de la Comunidad Foral. El candidato de los regionalistas navarros, Enrique Maya, es el alcalde de la capital navarra desde el sábado. Una vez más, PSN ha optado por abstenerse de un giro nacionalista en Pamplona.

En Zaragoza, Juan Alberto Belloch seguirá siendo alcalde convirtiendo la capital aragonesa en el bastión de izquierdas merced a un tripartito sellado con IU y CHA, que en principio no entran en el equipo de gobierno, pero que no descartan incorporarse al equipo de Belloch.

De otro lado, Barcelona se despide de Hereu y del PSC. La capital socialista por excelencia cae del lado del CIU. En Cataluña, CiU y PP se han favorecido en la obtención de alcaldías merced al compromiso de los nacionalistas a respetar la lista más votada y de la intención del PP de desalojar al PSC allá donde fuera posible. El nuevo alcalde de Barcelona, primer nacionalista en su historia, será Xavier Trías.  Pero, el foco de atención no ha estado en la capital catalana, sino en Badalona donde el PP ha dado el salto convirtiendo en alcalde a Xavier García Albiol, quien con un claro discurso xenófobo y racista dirigirá los designios de la tercera mayor ciudad de Cataluña en los próximos cuatro años. La abstención de CiU fue clave para desalojar al PSOE de la Alcaldía por primera vez en la historia democrática.

En resto del corredor Mediterráneo, la mayoría del PP es tan aplastante que apenas hay novedades, excepto que Palma de Mallorca cae nuevamente del lado popular en la reconquista completa del archipiélago. Y no hay cambios en las grandes capitales, a excepción de Girona, en Cataluña, que deja de ser feudo socialista para ser gobernada por primera vez por CiU. Cabe destacar, sin embargo, el caso no menos destacable de Orihuela, en Alicante, donde la corrupción ha desalojado al PP y ha subido al poder a un alcalde 'verde', Monserrate Guillén. Villena también gira a la política 'verde' con Francisco Esquembre, gracias a un pacto de su formación (Villena Centro Democrático) con el PSPV-PSOE. Estos conservan como único gran bastión la localidad alicantina de Benidorm.

En Andalucía, al margen de Juan Ignacio Zoilo como alcalde del PP en Sevilla, el resto de los cambios vienen de la mano de las desavenencias claras entre PSOE e IU para pactar en un nutrido número de municipios donde el PP obtuvo mayoría simple, eso sí con el titular del nuevo alcalde popular del Córdoba, José Antonio Nieto, que desbanca a IU del poder.  Sí cabe resaltar que en Chipiona, Cádiz, donde el PP obtuve ocho ediles por siete del PSOE y dos de IU, los socialistas optaron por votar a la candidata de IU convirtiéndola en alcaldesa de la localidad para impedir que los populares se hicieran con el bastón de mando. Es una situación que se ha repetido en Extremadura, donde Cáceres, Badajoz y Mérida han caído del lado popular e IU ha cerado el paso a pactos de izquierda con el PSOE. Tanto es así que el PP gobernará en Olivenza, el pueblo natal de Guillermo Fernández Vara, presidente en funciones, merced a la abstención de IU. Es la primera vez en la historia que sucede en esta localidad.

En Castilla La Mancha, donde el PSOE retiene Cuenca y Toledo, el resto de ciudades siguen siendo populares. Mientras, en Madrid, no sólo se invistió al alcalde más votado de España, Pedro Rollán, primer edil de Torrejón de Ardoz. La presidente regional, Esperanza Aguirre acudió a su investidura entre aplausos para los populares y silbidos para la oposición. La mayoría absoluta del PP es apabullante en esta localidad del Corredor del Henares: 22 concejales popular por tan solo cuatro del PSOE y dos de IU. Los socialistas se despiden del cinturón rojo madrileño: Alcorcón, Getafe y Leganés se suman a Móstoles. Sólo queda Fuenlabrada, ganada por mayoría simple por los socialistas. La única gran ciudad que IU mantiene en España será Rivas Vaciamadrid. La irrupción de UPyD ha trastocado los bastiones socialistas amplificando la presencia del PP en casi todos los ayuntamientos madrileños.

Del resto, cabe destacar que A Coruña será gobernada en Galicia por los populares y deja de ser un feudo del PSOE, que mantiene con pactos Ourense y Lugo. Pontevedra sigue siendo gobernada por el BNG merced a una alianza con los socialistas. Aún así, el PP acapara la mayor parte del poder territorial gallego.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Barranco Perdido5 Gestión de Empresas UR cuadrado
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí