Miércoles 25 de Mayo de 2022Actualizado 20:51

El 13 de junio de 2011

Tiempo de lectura: 01:58
|||

Erdogan vence en Turquía, pero deberá pactar la nueva Constitución

Es la tercera mayoría absoluta conseguida por el primer ministro del país. Tras conocerse su victoria, entre las celebraciones se colaron manifestaciones de protestas encabezadas por jóvenes turcos.

Elecciones en Turquía

Redacción

Reduce su poder, pero las urnas le conceden una tercera mayoría absoluta, que Recep Tayyip Erdogan celebraba la pasada madrugada junto a su esposa y otros dirigentes del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) el resultado obtenido. Es, sin duda, una victoria amarga ya que no alcanza el cupo mínimo exigido de diputados para imponer una nueva Constitución, lo que a efectos prácticos implicará poner a prueba sus dotes de diálogo y su capacidad para alcanzar un consenso con la oposición.

Es el segundo primer ministro que renueva su cargo en Turquía. Al margen de otros factores, Erdogan ha dotado al país de una estabilidad patente y ha alejado de la sociedad civil la constante amenaza militar, que ha ido a menos desde que alcanzara el poder en 2002 al frente de los islamistas moderados. Igualmente, Erdogan está llamado a acometer serias reformas en el estado turco si quiere que la UE le abra sus puertas a un futuro ingreso, punto que genera grandes controversias entre los estados miembros, fundamentalmente Alemania con un altísimo grado de inmigración turca.

Erdogan ha consechado el 50% de los sufragios. Se ha quedado cerca de los 330 diputados necesarios para imponer una nueva Carta Magna en solitario, de modo que con 326 asientos de los 550 del parlamento turco tendrá que negociar una Constitución que está a llamada a ser el trampolín de Turquía a un mundo globalizado, a la modernización definitiva del país si es lo que sus grupos políticos desean, así como su población puesto que en último término tendrá que ser refrendada por el pueblo. De haber obtenido una abultada mayoría este paso tampoco habría sido necesario. De ahí que la victoria de Erdogan haya quedado como en una renovación, sin más, de su mandato.

En cuanto al resultado global, en el nuevo parlamento turco, gana AKP, pero también el Partido Republicano del Pueblo (CHP), de centro-izquierda, que se alza con un 26% de los votos, mejorando el resultado obtenido en las anteriores elecciones. Es imporante, además, destacar el giro que ha dado esta formación hacia una tendencia socialdemócrata y laica. Pierde votos, pero gana escaños el Partido del Movimiento Nacionalista (MHP). Los que también de forma notable avanzan en Turquía son los nacionalistas kurdos. Su Partido de la Paz y la Democracia (BDP) ha sumado 35 diputados y superar el 10% exigido para ir al parlamento nacional.

Los retos de Erdogan pasan por reactivar su ingreso en la UE a pesar del veto chipriota y la solución del conflicto turco. Además, Erdogan pretende alcanzar un consenso constitucional para perpetuarse hasta 2023, fecha en que se celebra el centenario de la refundación turca. Motivo por el cual para el primer ministro estas elecciones eran mucho más que unos comicios con los que debía vencer por mayoría aplastante.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Concurso Pinchos La Rioja Capital 22Teatro Bretón Los Santos InocentesPartido RiojanoCampaña admisión master URTeatro Bretón Historia de un JabalíIgualdad en el empleo
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí