Rioja2

Lunes 25 de Mayo de 2020Actualizado 19:42

Coronavirus cabecera D6
El 8 de junio de 2011

Tiempo de lectura: 02:30
|||

La OTAN bombardea Trípoli

La OTAN efectúa un nuevo ataque sobre la capital libia y en áreas muy próximas al palacio presidencial. Mientras, Trinidad Jiménez, ministra de Exteriores, viaja a Bengasi, bastión rebelde, para dar un impulso a este bando, que avanza en todo el país.

Trípoli, asediada por las bombas

Redacción

Obama y Merkel estudiaron en Washington la situación en Libia, que ha superado los tres meses de conflictos con tímidos avances rebeldes. La oposición alemana a formar parte del contingente de la OTAN, como refuerzo al bando sublevado de los rebeldes, volvió a convertirse en tema central de la reunión bilateral que ambos mandatarios mantuvieron en la Casa Blanca. No en vano, el presidente estadounidense ya intentó atraerse al bando aliado a una canciller Merkel reticente de la operación que abanderan EEUU junto a Francia y Reino Unido, y en la que participa España. De ahí que la ministra Jiménez se haya desplazado hasta Bengasi para conocer de primera mano la situación del lado rebelde y expresar su apoyo a los sublevados frente a los gadafistas, que desde que se intesificaron los bombardeos han retrocedido posiciones.

Las operaciones de la OTAN se centran esta semana en el núcleo duro del poder. Atacan el corazón del régimen sin dar tregua desde la madrugada del martes. El asedio sobre Trípoli ha supuesto un intenso bombardeo, que se ha aproximado nuevamente, como viene sucediendo de forma periódica, al complejo presidencial de Bab el Aziza muy próximo a la capital. Allí se presupone que permanece el mandatario Gadafi junto a su familia y miembros más próximos del Gobierno, así como los dirigentes que comandan las operaciones militares en el conflicto.

A última hora del martes el propio Gadafi comunicó que "No nos rendiremos, damos la bienvenida a la muerte, no le tenemos miedo, el martirio es un millón de veces mejor" y aseguró que el pueblo libio "vencerá a sus enemigos". A sus palabras se unieron las del propio Gadafi, quien a través de un breve mensaje televisado advirtió que no le tiene "miedo a la muerto" apelando al pueblo libio a "resistir", porque "no nos arrodillaremos, ni nos rendiremos".

Este mensaje llegaba poco después de que cesaran temporalmente los bombardeos sobre Trípoli, donde cabe resaltar que es la primera vez que se ataca la capital libia a plena luz del día. Las operaciones aliadas intensifican y centran sus esfuerzos en los ataques al complejo presidencial en lo que puede ser un giro en la táctica de las operaciones militares, practicadas ahora en pleno día y centradas en el distrito de Al- Karama.

Por otro lado, el régimen gadafista ha informado de la muerte de 31 personas en los ataques de este martes y ha criticado la actitud de los países occidentales por una "escalada de violencia" que nada tiene que ver con la "solución pacífica que buscaban". El portavoz del Gobierno de Gadafi, Moussa Ibrahim, ha subrayado en la línea de lo apuntado por su jefe, que ha sido "uno de los días más horrorosos de los ataques". A lo que añadió una reflexión sobre lo que está sucediendo en Libia respecto a la operación aliada: "Cómo puede el mundo dormir esta noche sabiendo que Ejércitos tan malvados están con gusto y a sabiendas atacando una capital pacífica con 60 cohetes y matando gente mientras hay una manera de salir de esto. Sentarse, conversar y negociar".

En resumen, medio centenar de proyectiles, descontando los caídos en Trípoli, asedian el complejo del palacio de Gadafi en una docena de operaciones, que no han cesado tanto de día como de noche. A pesar de lo cual, el mandatario libio ya ha anunciado que su determinación de permanecer en la capital libia "vivo o muerto".
|||

A favor En contra

0 comentarios
Coronavirus cuadrado D6
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí