Rioja2

Jueves 4 de Junio de 2020Actualizado 08:29

Coronavirus cabecera D9
Puertas Abiertas UR 4 junio cabecera
El 8 de junio de 2011

Tiempo de lectura: 03:21
|||

España reconoce a los rebeldes como representación legítima de Libia

La ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional ha mantenido un encuentro este miércoles con el presidente del Consejo Nacional de Transición en Libia.

Trinidad Jiménez, en Libia

Redacción

La ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, aseguró este miércoles que España considera al Consejo Nacional de Transición (CNT), el órgano que aglutina a la oposición a Muamar el Gadafi, como "el legítimo representante del pueblo libio" y al que le corresponde trazar el futuro del país.

Jiménez trasladó este mensaje al presidente del CNT, Mustafá Abdelyalil, durante su visita a Bengasi, la capital de facto de los rebeldes, en la que reiteró que "cualquier solución para Libia pasa por que Gadafi deje el poder". En una rueda de prensa con el responsable de Exteriores de los rebeldes, Ali Esaui, Jiménez adelantó que España se va a implicar en la reconstrucción de Libia y continuará prestando ayuda humanitaria para atender las necesidades básicas de la población.

La decisión de avalar el papel del CNT como representante legítimo del pueblo libio y canalizador de sus demandas democráticas es un paso más en el respaldo institucional a este órgano. Al contrario que otros socios europeos, España sigue sin hablar del reconocimiento oficial del CNT como la única autoridad libia, al aplicar la doctrina de que las relaciones diplomáticas se entablan con estados, no con gobiernos.

España, al igual que varios países, cuenta desde hace un mes con un 'embajador' permanente en Bengasi, José Riera, quien ha instalado su oficina en un hotel de forma provisional escoltado por dos agentes de policía. Reino Unido y Francia han ofrecido al CNT tener un delegado en París y Londres, frontera que España tampoco ha cruzado aún, puesto que Libia mantiene operativa su embajada en Madrid sin que su titular haya renegado de Gadafi.

También permanece abierta la legación española en Trípoli, aunque sin personal diplomático, después de que el 'número dos', Diego Ruiz, regresara a Madrid tras la liberación del fotógrafo Manu Bravo a final de mayo tras su detención por la policía libia. Con excepción de las gestiones hechas en el caso de Bravo, Jiménez dejó claro que el Gobierno español rompió todo diálogo con Gadafi desde el comienzo del conflicto a finales de febrero. "Nunca hemos vuelto a hablar con el régimen de Gadafi una vez que empezó la revolución. Desde el principio, dijimos que cualquier solución para Libia pasaba por que dejara el poder", subrayó en su comparecencia ante los medios en la sede del Gobierno rebelde.

Jiménez llegó a Bengasi, ciudad situada al este del país y a unos 200 kilómetros del frente de guerra, a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Española. Un cartel con el rótulo "Our destination: freedom" ("Nuestro destino: la libertad", en inglés) y las banderas de los países que simpatizan con la insurgencia, entre ellas, la española, dieron la bienvenida a la ministra en el aeropuerto entre fuertes medidas de seguridad.

Su primera cita fue con Abdelyalil y Esaui, ministro de Justicia y embajador en la India con el régimen de Gadafi hasta que desertaron al comienzo de las revueltas. Esaui agradeció a Jiménez su aval al CNT como -según él- "único" representante libio y el que España fuera uno de los primeros países en reconocer su legitimidad. En su reunión con la ministra, las autoridades rebeldes le expusieron el calendario de la era "post Gadafi" y le expresaron el optimismo en que el dictador caiga pronto a la vista de la cascada de deserciones entre sus filas.

También le pidieron poner en marcha cuanto antes el mecanismo financiero acordado por los países aliados para desviar fondos de Gadafi en el extranjero y emplearlos en la reconstrucción del país. Jiménez asistirá mañana en Emiratos Árabes Unidos a una nueva reunión del llamado Grupo de Contacto para Libia para tratar de activar este mecanismo. Este foro coordina la acción política de los aliados en paralelo a la misión militar que liderar la OTAN, a la que España contribuye con barcos y cazas, aunque sin entrar en combate.

Jiménez afirmó que la OTAN, que en los últimos días ha intensificado sus ataques contra objetivos militares en Trípoli, está actuando "conforme" al mandato dado por Naciones Unidas. Antes de despegar a Abu Dabi, la ministra se reunió con delegados de ONG y visitó los depósitos del Programa Mundial de Alimentos de la ONU. España ha destinado ya cerca de seis millones de euros para ayuda humanitaria desde que estalló la crisis de Libia.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Coronavirus cuadrado D9Puertas Abiertas 4 junio cuadrado
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí