Rioja2

Sábado 19 de Octubre de 2019Actualizado 14:17

Adrenaline Webads
El 6 de junio de 2011

Tiempo de lectura: 02:16
|||

40.000 marroquíes condenan en Safi la muerte de un activista

La Asociacion de Derechos humanos pide una investigación sobre la muerte del activista Kamal Amari, que murió el pasado jueves tras sufrir varias heridas en una carga policial que sofocaba una protesta.

Protestas en Safi por la muerte de un activista

Redacción

Al menos 40.000 personas se manifestaron este domingo en Safi, a 350 kilómetros al sur de Rabat, para exigir una investigación sobre la muerte de un activista en esta localidad tras las heridas sufridas en una carga policial para sofocar una protesta, informó la Asociación de Derechos Humanos (AMDH).

Miles de marroquís salen a la calle para condenar la muerte violenta de un activista.La manifestación comenzó a las 11.00, hora local, frente a la casa de Kamal Amari, de 30 años, que el pasado jueves murió en el hospital Mohamed V de Safi.

El responsable de AMDH en Safi, Hakim Sikok, asegura que todo el pueblo ha salido para pedir una explicación del Estado a la violenta carga policial del 29 de mayo. En su protesta exigen que se presente un informe médico.

Sikok criticó las declaraciones oficiales que indican que el joven murió por problemas respiratorios y no por las heridas sufridas durante una manifestación, ya que asegura la existencia de vídeos que muestran como los agentes antidisturbios agredieron de forma despiadada a Amari, que formaba parte del movimiento islamista Justicia y Caridad.

Centenares de personas, entre ellas activistas y militantes de derechos humanos llegaron ayer a Safi desde distintas zonas de Marruecos , para participar en el funeral de Amari.

El mismo día de la muerte del activista, el fiscal ante el Tribunal de Primera Instancia de Safi ordenó una autopsia del cuerpo y la apertura de una investigación para aclarar las causas de la muerte.

La manifestación de hoy en Safi se llevó a cabo tras la convocatoria lanzada en todo el país por parte del Consejo de Apoyo al Movimiento 20 de Febrero, formado por un centenar de asociaciones pro reformas, para denunciar "el giro represivo" de las autoridades. Por otro lado, La violencia utilizada por las fuerzas del orden marroquíes durante las manifestaciones del Movimiento 20 de Febrero ha sido denunciada por la Comisión Europea (CE) y por ONGs como Amnistía Internacional (AI).

En Rabat, centenares de personas salieron a la calle para condenar la represión policial durante las manifestaciones pacíficas del pasado mes de mayo, en las que se pedían profundas reformas sociales y políticas .

Las pancartas con la fotografía de Amari protagonizaron la marcha que comenzó en la plaza de Bab el Had, junto a la medina, y terminó frente a la estación de tren de Rabat.

A pesar de que las autoridades subrayaron que no permitirían protestas no autorizadas, en esta ocasión, no hubo intervención de los agentes antidisturbios.

Desde el pasado 20 de febrero, cuando empezaron las protestas marroquíes en el contexto de la ola de las revueltas árabes, el rey Mohamed VI anunció una revisión de la Constitución, concedió medidas de gracia a 190 presos y otorgó una subida relativa en los salarios de los funcionarios.

En Casablanca, la protesta también transcurrió con calma, con una concurrencia de 20.000 personas y en Tánger acudieron a la convocatoria miles de personas, según los organizadores que no pudieron dar cifras exactas.

Los manifestantes del Movimiento 20 de Febrero reclaman, entre otras cosas, una asamblea constituyente que otorgue a Marruecos una nueva Constitución, el fin de la política del monopolio económico, gozar de garantía de los servicios de sanidad y educación, el derecho al empleo, la reducción del coste de vida o el aumento del salario mínimo.
|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí