Miércoles 16 de Junio de 2021Actualizado 21:45

El 31 de mayo de 2011

Tiempo de lectura: 02:14
|||

El escándalo de Gustavo de Suecia y los clubes de alterne

El monarca, a quien delataron unas comprometidas fotos, ha negado con insistencia que recurra a este tipo de servicios. La información aparece recogida en dos libros recién publicados.

Polémica de Carlos Gustavo de Suecia con los clubes de alterne

Redacción

Estocolmo vive el escándalo de los clubes de alterne que, supuestamente, habría visitado su monarca sin poder dar credibillidad a la defensa a ultranza que hace de sí mismo el rey sueco. Para muchos suecos las pruebas son bastante concluyentes por sí solas. Y tampoco es la primera vez que esto sucede en el país nórdico y su monarca.

Este lunes, las informaciones aparecidas en dos libros que se han publicado en fechas recientes o sus contactos con el mundo criminal para ocultar las pruebas fotográficas han colocado a Gustavo de Suecia en una situación incómoda y nada fácil: contra las cuerdas. Él mismo ni lo niega ni lo desmiente, sino que, como ayer, se limitó a declarar que "no, no pueden encontrarse (las fotos). Y a partir de ahí, es difícil comentar algo que no se ha visto o que tampoco nadie ha visto".

Carlos Gustavo ha negado, y no es la primera vez, haber instado a su íntimo amigo el empresario Anders Lettstroem a negociar con un mafioso la compra de unas supuestas fotos comprometedoras en poder del dueño de un club de Estocolmo. Ahora bien, el monarca sueco dijo no haber hablado con Lettstroem desde hacía semanas y recalcó que él es dueño de sus actos, si bien consideró "triste" que haya contactado con "ciertos grupos criminales", algo que quedó probado en una grabación difundida hace unas semanas por la emisora pública Radio de Suecia. Anders Lettstroem era uno de los componentes del grupo de amigos, con quien según dos libros, Carlos XVI Gustavo visitó en varias ocasiones clubes de alterne y de striptease. 

El monarca sueco negó rotundamente dos visitas concretas a un club de Atlanta durante los Juegos de 1996 y a otro en Bratislava, y dijo "no tener ni idea" de por qué varios testigos las confirmaron a los autores de los libros al reconocer su imagen en fotos. De igual modo negó haberse puesto a sí mismo en una situación que pudiera ser objeto de chantaje.

Pese a su rechazo a la existencia de fotos comprometedoras y a visitas a clubes concretos, Carlos XVI Gustavo se mostró ambiguo al responder a si en las fiestas de algunos amigos en las que estuvo presente era habitual la presencia de chicas de compañía, como aseguran los libros y varios tabloides suecos.

"Si uno está en un restaurante, si vienen distintos grupos o no, y de dónde vienen o qué hacen, no tengo ni idea, ni tiene nada que ver conmigo
", dijo Carlos Gustavo, quien añadió que tampoco es cosa suya a qué personas invita otro anfitrión a una fiesta, sin responder directamente si las informaciones eran ciertas o no. Carlos XVI Gustavo admitió que para él y su familia se trata de una situación "grave", pero se mostró confiado de que la superarán. A pesar de las encuestas recientes que apuntan a que los suecos recibirían con buenos ojos su abdicación en beneficio de la princesa heredera Victoria, rechazó de pleno esa posibilidad. "Se trata de una cuestión de tradición y de costumbre, no ocurre de esa manera", dijo en referencia al cambio de trono.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Logroño Deporte VeranoRiojaforum Bella DurmienteUR Admisión 3Barranco Perdido verano 2021Smart Agro
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí