Rioja2

Miércoles 16 de Octubre de 2019Actualizado 13:45

GLA Black AMG
El 25 de mayo de 2011

Tiempo de lectura: 02:17
|||

Aumenta la presión a Gadafi

Obama y Cameron centran su acuerdo en la agenda internacional marcada por el conflicto libio, enquistado desde hace semanas, y el diálogo para la paz entre Israel y Palestina. El presidente de EEUU se estrena en la Cámara de los Comunes.

Obama y Cameron

Redacción

Libia no puede ir a más en tiempo ni en violencia ni en muertes, tanto para rebeldes y gadafistas como para las tropas aliadas. Por eso, Cameron y Obama han sellado en Londres su compromiso de aumentar la presión sobre el conflicto libio, que parece no tener fin, con la intención de dar salida al coronel Gadafi. El anuncio hecho público este miércoles se produce un día después de un nuevo ataque al complejo presidencial del dictador y que se extendió hasta Trípoli.

En palabras de Cameron, "el presidente y yo hemos estado de acuerdo en que deberíamos incrementar la presión en Libia. El régimen está bajo presión y es algo que se ve en que los rebeldes han liberado buena parte de Misrata y en su éxito en otras partes del país". En conferencia de prensa en Londres junto a Obama, durante la segunda jornada de la visita de Estado del inquilino de la Casa Blanca, el primer ministro ha asegurado que el Reino Unido "mirará a todas las opciones para aumentar esa presión, siempre dentro de los términos de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU".

Cameron no ha entrado en detalles sobre las opciones que considera su Gobierno, que según los medios británicos está estudiando el envío de helicópteros de combate Apache al país norteafricano, y subrayó que el objetivo sigue siendo "proteger al pueblo libio". "Nadie está hablando de cambio de régimen", ha subrayado el líder conservador británico, un término que también ha rechazado el mandatario estadounidense, quien ha insistido en que Gadafi debe dejar el poder.

"Continuaremos las operaciones hasta que cesen los ataques de Gadafi contra los civiles. El tiempo corre en contra de Gadafi, que debe dejar el poder y dejar Libia al pueblo libio", según Obama, que se ha comprometido a seguir "oponiéndonos con fuerza al uso de la violencia contra de los manifestantes y a cualquier esfuerzo para silenciar a aquellos que anhelan la libertad, la dignidad y los derechos humanos básicos".

Obama ha descartado el envío de tropas de tierra a Libia:"David y yo estamos de acuerdo en que no se pueden poner botas sobre el terreno" para hacer frente al régimen de Gadafi y ha afirmado que "no hay plazos artificiales" para poner fin a la misión de la OTAN. No obstante, ha expresado su convencimiento en que con la misión de la OTAN se ha creado "el impulso suficiente para que inevitablemente Gadafi se vea obligado a abandonar el poder".

Obama ha advertido de que va a ser un "proceso lento pero seguro" y ha considerado que la misión internacional ha servido para "evitar muertes de civiles", un mensaje que deber servir para recordar que "a veces hay que ser más paciente de lo que quisiera la gente".  Cameron ha hecho un paralelismo entre el momento político que se vive en países de Oriente Medio y el norte de África con los años posteriores al final de la Guerra Fría, y ha asegurado sentir "la misma pasión por extender la libertad que tuvieron nuestros antecesores".
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí