Lunes 29 de Noviembre de 2021Actualizado 17:51

El 16 de mayo de 2011

Tiempo de lectura: 02:31
|||

González y Aznar, juntos en un acto en Madrid

El alcalde Alberto Ruiz-Gallardón los reunió para galardonarles con la Medalla de Oro como homenaje a su labor democrática.

González y Aznar, juntos en Madrid

Redacción


Pocas veces se les ha visto juntos. La última fue hace cuatro años en el funeral del ex presidente Leopoldo Calvo-Sotelo. Y el domingo pasado con motivo de la celebración del día de San Isidro, el alcalde de Madrid les convocó para hacerles entrega de su galardón como homenaje, en parte también, a a transición.  Felipe González y José María Aznar se saludaron y apenas intercambiaron más palabras que las cordiales y propias del acto que les había unido en ausencia de Adolfo Suárez, cuyas apariciones públicas son ya contadas y del fallecido Calvo- Sotelo.

El acto lo abrió el alcalde Ruiz-Gallardón, quien marcó el tono del acto llamando la atención sobre el "riesgo de olvidar" y subrayó la necesidad de "recordar la capacidad de la sociedad para mejorar su destino, por encima de ideologías". El primero en recibir la medalla fue José María Aznar, que al igual que González gozó de altísimas cotas de popularidad al inicio de su mandato en 1996. En su discurso se distanció bastante de las palabras que después pronunciaría el ex presidente González. José María Aznar habló de "límites y democracia", asegurando que os españoles, hace poco más de tres décadas, eligieron la competición pacífica sobre la exclusión, la ciudadanía sobre la desigualdad: "no se trata de admirar la democracia, sino de ejercerla". Algunos entendieron en este acto una referencia electoralista a la presencia de Bildu en las instituciones vascas y navarras después del 22M en el momento en que el presidente de FAES expresó su deseo de que los españoles reafirmen y conserven la plena posesión de los valores democráticos y ha pedido no ceder al "desaliento" y mantener la verdad como fundamento de la libertad y sus límites.

Frente a él, González rememoró sus primeros años y dedicó unas palabras a la ciudad de Madrid y el interés que en él despertaban, como "responsable en parte", los logros que debía alcanzar la capital española en los primeros años de transición. El ex presidente socialista hizo hincapié en la necesidad de ver España como un espacio común a todos, sobre el que se vertebran los valores de la tolerancia y el diálogo, protagonistas en la transición democrática, y subrayó que ahora este sistema parece atravesar por una fase de "crisis de credibilidad" en los países más desarrollados, mientras que en el sur del mediterráneo varios pueblos aspiran a vivir en libertad y democracia.

Felipe González puso en valor el modelo de transición española, que a su juicio ha sido "admirado y respetado" por sustentarse en la creación de un espacio público basado en la pluralidad de ideas y el respeto a la diversidad de sentimientos de pertenencia territorial.

El acto finalizó con un vídeo homenaje a Suárez, al que González se refirió como "el ausente más presente" y cuya medalla entregará Gallardón en una visita privada al domicilio del político de UCD. En las imágenes se recordaba cómo llegó al gobierno después de ser "un chusquero de la política, que había pasado por muchos puestos de la administración sin pertenecer a una gran familia".
|||

A favor En contra

0 comentarios
UR Semana de la CienciaConsejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaConvivencia escolar
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí