Miércoles 1 de Febrero de 2023Actualizado 13:26

El 13 de mayo de 2011

Tiempo de lectura: 01:44
|||

La crisis de los liberales alemanes fuerza cambios en el Gobierno de Berlín

El hundimiento electoral del FDP obliga a un cambio de carteras en la coalición que forman con la democristina CDU y al ascenso de su nuevo líder, Philipp Rösler.

Cambios en el FDP alemán

Redacción

El Gobierno de Berlín asume de forma indirecta desde hoy los cambios efectuados en el seno de los liberales alemanas toda vez que Guido Westerwelle asumiera como personal la derrota del FDP en las elecciones celebradas hace semanas en Waden- Burtemberg, que arrastró también a la CDU a la oposición, en favor de una alianza de verdes y socialdemócratas.

Ante este panorama y con las encuestas en contra hasta el punto de situarlo fuera del parlamento berlinés en las elecciones generales de 2013, Rösler asume con su puesto la difícil tarea de devolver la popularidad a los liberales hasta el punto de alcanzar su máxima cuota electoral, que superó el 14% de los sufragios en septiembre de 2009.

El joven Phillip Rösller asume la cartera de Economía, un Ministerio que con funciones más formales que prácticas, ya que el peso de la economía alemana la sustenta el Ministerio de Hacienda, en manos de la CDU. Así pues, el nuevo presidente del gubernamental Partido Liberal abandona la cartera de Sanidad y pasa a sentarse junto a Merkel, como vicecanciller y responsable de Economía. Es tradición en las coaliciones de gobierno que los cambios internos en las formaciones políticas se reflejen en la práctica. De tal modo que Westerwelle abandona la vicecancillería y se la cede a su compañero de filas Phillip Rösler.

Este cambio puede no ser el único, porque algunas voces en el seno de los liberales piden también que el ministro de Exteriores abandone su cargo y quede en un segundo plano dentro del FDP. Por otra parte, los liberales alemanes no se encuentran cómodos en la coalición que firmaron con su socio natural, los democristianos, ya que en su programa electoral el FDP se comprometió a una bajada generalizada de los impuestos, que luego los democristianos no han llevado a cabo. Merkel se ha visto obligado a subir los impuestos en Alemania, producto de la situación de crisis que azotaba el país cuando venció las elecciones legislativas en 2009.

Además, el 61% de los alemanes considera que los liberales ya no son capaces de hacer una política fiable y un 86% opina que están más preocupados por sus asuntos internos. A la luz de estos datos, los liberales debatirán su situación en el congreso ordinario que van a celebrar en fechas próximas. Entre otros temas, han incorporado a su agenda el abandono de la energía nuclear, el rescate del euro y la política educativa.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Producto riojanoSanidad PúblicaADER Febrero 23Teatro Bretón AY, CARMELA