Rioja2

Miércoles 13 de Noviembre de 2019Actualizado 13:22

Adrenaline Webads
El 11 de mayo de 2011

Tiempo de lectura: 02:00
|||

Un minuto de silencio en Japón al cumplirse el segundo mes desde el terremoto

La recuperación del país costará a las arcas niponas 215.000 millones de euros, una cantidad, por ejemplo, cercana a lo que ha supuesto el primer rescate griego.

Un minuto de silencio por Japón

Redacción

Se cumplen dos meses del gran terremoto que devastó el noreste japonés y sembró la alarma nuclear por los enormes daños provocados en centrales nucleares como la de Fukushima. Los destrozos y la brecha abierta permanecerán vivos durante años, quizás más de lo que supuso el terremoto de Kobe, un precedente que ni tan siquiera se acerca a la magnitud de los nueve grados del terremoto del 11 de marzo.

Y como ya se hiciera en el primer mes, al cumplirse el segundo, Japón guarda silencio, un minuto por las miles de víctimas que perdieron la vida en el tiempo que duró el terremoto y el que después sobrevino al tsunami. Ahora el país, que gobierna Naoto Kan, se enfrenta a un presupuesto billonario (en yenes), un aumento considerable de impuestos y una consecuente revisión de su política energética para salir adelante y no repetir errores. En definitiva, un punto de inflexión que encamina a Japón a un nuevo modelo económico, que vive permanentemente en un quebradero de cabeza por su abultada deuda, la mayor en los países industrializados, y ahora agrandada por la magnitud del desastre.

El primer paso ya se ha dado: la aprobación de cuatro billones de yenes para reconstruir y levantar pueblos enteros en zonas seguras, así como subsanar daños menores en otras infraestructuras. El Gobierno de Kan sabe, y lo ha hecho saber al pueblo japonés, que esto es el principio de un largo calvario llamado Plan Presupuestario de 10 billones de yenes.

Energéticamente, Fukushima es el espejo donde nadie se quiere mirar, el ejemplo de lo que se da por terminado, la energía nuclear segura en uno de los países con mayor número de terremotos del mundo. Fukushima es la causa de la revisión de toda la política energética en Japón, cuya electricidad, depende en casi un 40% de la fisión atómica. Empieza la era de las energías renovables en el país del sol naciente, como se ha aventurado a confirmar su primer ministro, Naoto Kan, que también ha anunciado que se va a abandonar el plan de construir 14 nuevos reactores nucleares, sumados a los 54 ya existentes.

Ahora mismo sólo funcionan 22 de ese total y con certeza dejarán de operar los dos de Hamaoka, cerrado por seguridad desde el 11 de marzo. Los estudios realizados recientemente demuestran que existe un 87% de probabilidades de que un nuevo gran terremoto lo hunda y provoque una catástrofe de la que Japón se ha librado de milagro.

Y para evitar que el país se hunda en el bucle de su deuda, que duplica su PIB, Kan ha anunciado subidas de impuesto, como el del consumo, sociedades o de la renta. Y es que la reconstrucción que hay que afrontar supone levantar 350.000 viviendas y una movilización de la iniciativa privada para sacar adelanta todo este boom inmobiliario.
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí