Rioja2

Lunes 14 de Octubre de 2019Actualizado 23:31

CLA SB
El 5 de mayo de 2011

Tiempo de lectura: 03:48
|||

El Real Madrid quiere dar el penúltimo paso hacia la gloria

El Real Madrid ha vivido a la sombra de su historia durante más de una década y regresa a una 'Final Four' por primera vez desde 1996.

Real Madrid

Europa Press

El Real Madrid y el Maccabi de Tel Aviv protagonizarán este viernes (21.00 horas) una semifinal de la 'Final Four' de la Euroliga que medirá a dos equipos históricos, que esta campaña han regresado a la élite europea después de un bache de dos temporadas en el caso de los israelíes y una travesía agónica de 16 años de los madridistas, el club más laureado, estancado desde 1995 en su octava corona.

Además ambos son los clubes que más finales han disputado, 14 en el caso de los blancos y 13 de los amarillos (y en una se han enfrentado 1980, con victoria madridista), pero uno de ellos se quedará en el camino hacia la cita del domingo.

El Real Madrid ha vivido a la sombra de su historia durante más de una década y regresa a una 'Final Four' por primera vez desde 1996. Ese palmarés lustra la sala de trofeos, pero, salvo por la Uleb de 2007, las vitrinas no han recibido un título europeo desde la lejana Saporta de 1997.

Generaciones de jugadores e innumerables técnicos han llegado y se han marchado con las manos vacías hasta que Ettore Messina, uno de los entrenadores más laureados, recibió las riendas del equipo hace dos campañas. En la primera comenzó a asentar el proyecto, pero se topó con el poderoso FC Barcelona (que esta vez será el gran ausente), y en la segunda se decantó por rejuvenecer al grupo e intentar conquistar una buena amalgama.

Sin embargo, el técnico italiano sorprendió el pasado marzo al dejar el equipo tras la sonrojante derrota ante el Montepaschi Siena en la Caja Mágica cuando el pase a cuartos estaba conseguido. Su legado se quedó con Lele Molin, que comparte su filosofía, aunque sea menos vehemente y que pondrá su experiencia al servicio de un grupo que viaja con "hambre" y la sensación de que deben "rematar" el trabajo.

Tras el 'shock' inicial por el adiós de Messina, y no sin altibajos ni discusiones internas, la plantilla blanca se ha ido reponiendo y, pese a su bisoñez e inexperiencia, recalcan que su objetivo es el título, pese a lo complicado de la empresa.

Llegar hasta Barcelona ha significado un periplo duro tras el que el equipo se ha quitado ya la mochila de la presión y la exigencias, pero ahora el deseo es rematar la faena y volver a poner el nombre del Real Madrid en lo más alto de Europa.

Para ello la clave será la concentración durante los 40 minutos, premisa básica en cualquier caso, pero que se hace más necesiaria para un equipo al que la irregularidad le obliga a habituales remontadas por sus continuos 'despistes'.

El grupo llega concienciado y como un bloque, sin un líder claro y con la necesidad de que todas las pierzas aporten al engranaje de la maquinaria, ya que en un partido de esta trascendencia no hay margen de error ni opción de recuperar lo perdido.

A la espera de la buena evolución de Carlos Suárez, que sufrió un esguince en el entrenamiento del martes, Lele Molin podría contar con todos sus jugadores después de que Sergio Llull y Pablo Prigioni se hayan recuperado de las lesiones sufridas semana atrás.

El rival, un Maccabi que también se basa en el bloque, sin estrellas fulgurantes como las que puedan tener otros equipos de los presentes en la cita de Barcelona, y que tendrá la importante baja de Doron Perkins debido a una lesión en la rodilla.

El Maccabi apuesta por la velocidad y el dinamismo en ataque, siendo el equipo que más puntos anota de la Euroliga (con una media de 82 por partido) y el que más asiste (16). Pero, a eso suma solidez, ya que también es el que menos balones pierde y el que más recupera. Ese equilibrio le convierte en el que cuenta con mejor ranking de toda la competición.

Su arsenal ofensivo se cimenta en Jeremy Pargo y Chuck Eidson (a los que se ha unido Guy Pnini, que ha suplido con calidad a Perkins), además de David Blu, que podría ayudar en el perímetro. Pero, apasionante se aventura la batalla en la pintura, donde puede ser determinante frenar a Sofoklis Schortsanitis.

El griego ha recuperado su mejor versión a las órdenes de David Blatt y se ha convertido en el noveno mejor jugador de la competición esta campaña. Ha perdido peso, ha ganado compromiso y sacrificio y sólo su portentoso físico recuerda al jugador que estaba en Olympiacos.

Su batalla con D'Or Fischer, ex de Maccabi se antoja determinante, ya que se opondrán kilos y centímetros, en una lucha en la que también participarán Felipe Reyes, Ante Tomic, Lior Eliyahu, Milan Macvan o Richard Hendrix, además de Nikola Mirotic, una de las estrellas emergentes del panorama europeo.

Así, el Real Madrid deberá echar mano de la buena labor defensiva que le ha llevado hasta aquí para dejar en la cuneta a un Maccabi que, tras dos años ausente y ser subcampeón en 2006 y 2008, busca su sexta corona tras la última lograda en 2005.

FICHA TÉCNICA.

--EQUIPOS.

    MACCABI ELECTRA: Pargo, Pnini, Eidson, Eliyahu, Schortsanitis --posible cinco inicial--; Hendrix, Burstein, Bluthenthal, Macvan, Sharp y Green.

   REAL MADRID: Prigioni, Llull, Suárez, Reyes y Fischer --cinco inicial--; Sergio Rodríguez, Mirotic, Tucker, Tomic, Velickovic, Vidal y Begic.

   --PABELLÓN: Palau Sant Jordi.

   --HORA: 21.00/Teledeporte

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí