Rioja2

Sábado 19 de Octubre de 2019Actualizado 21:21

Adrenaline Webads
El 1 de mayo de 2011

Tiempo de lectura: 02:55
|||

El Naturhouse cae eliminado luchando hasta el final

El cuadro riojano, a pesar de llevarse la victoria, no consiguió remontar la pesada losa de los nueves goles en contra pero acabó firmando un gran partido lleno de coraje y garra (32-29).

Naturhouse - Goppingen, 32-29

Redacción

Naturhouse La Rioja (14+18): Aguinagalde (p), Juárez, Arrieta (3), Velasco (2), Sorrentino (5), Víctor Hugo, Garabaya (3), Lorger (ps), Parra (1), López (3), Praznik (6,5 penalti), Dujsevaev (5), Amargant (1) y Silva (3).

F.A. Goppingen (13+16): Tahirovic (p), Oprea (3), Thiede (7), Schone (3), Spath (2), Kaufman (5), Haab (5), Weiner (ps), Kneule (2), Mrvaljevic, Hafner (1), Gutbrod y Schubert (1p).

Parciales: 1-0, 2-3, 7-6, 8-9, 11-10, 14-13 (descanso), 16-16, 20-18, 24-20, 27-23, 29-27 y 32-29 (final). Árbitros: Dinu y Din (Rumanía). Excluyeron por dos minutos al local Víctor Hugo y a los visitantes Kneule y Spath (en dos ocasiones). Parciales: Alrededor de 2.500 personas en el Palacio de los Deportes de La Rioja. El Goppingen se clasifica para la final de la Copa EHF por un marcador total de 61-55.

NATURHOUSE LA RIOJA - F.A. GOPPINGEN, 32-29 (61-55)
El Naturhouse La Rioja buscaba la heroica. Ante su afición, frente a un equipo grande y poderoso que le había ganado en la ida por nueve goles de diferencia. Y el cuadro local le jugó de tú a tú y de no haber tenido que remontar una diferencia tan grande bien hubiera podido dar la sorpresa y clasificarse para la final porque derrochó coraje y ganas en todo momento ante un rival de gran calidad que tampoco se descompuso a pesar de ir la mayoría del tiempo por debajo en el luminoso.

El Naturhouse comenzó con una defensa 5-1 con Arrieta adelantado y con las crucetas y los palos en su contra. Por su parte, el cuadro alemán parecía no tener prisa. Jugaba con tranquilidad, esperando su oportunidad y apurando los tiempos. Algo de lo que se contagió el conjunto riojano que jugó unos primeros 30 minutos demasiado estático. Tampoco ayudó su poco acierto en la portería y en el ataque.

Se cumplía el minuto 7 de partido y tan solo se habían anotado dos goles, uno por cada bando. En los primeros minutos estuvo más acertado el conjunto alemán mientras que el Naturhouse sufría para poder batir la portería de Enid aunque su defensa dificultaba los lanzamientos fáciles a los alemanes que no encontraban huecos.

El partido se mantuvo igualado en todo momento. El Goppingen no quería dejar escapar al Naturhouse (3-3, 4-4). Su potente lanzamiento exterior, como ya se pudo comprobar en el partido de ida, fue la mejor y más efectiva arma de los alemanes, letales en esta faceta.

Thiede dio una lección magistral con potentes disparos ante los que nada pudo hacer Gurutz (6-6). C
on un 8-9 en contra y a falta de diez minutos los alemanes empezaron a crecerse aunque ganas y coraje no faltarpn en las filas locales. Los hombres de Jota González fueron la mayor parte del tiempo por delante pero no fue suficiente. Nunca se dieron por vencidos los franjivinos y llegaron al descanso con un marcador favorable de 14-13.

En la segunda parte, el cuadro local sabía que tenía que darlo todo y se volcó en ataque. Destacar que durante todo el partido le jugó de tú a tú a un poderoso rival que de no haber llegado a Logroño con tan buena renta bien hubiera salido escaldado.

Pero los alemanes apenas dieron concesiones (19-16 a falta de 22 minutos) aunque el sueño de la remontada se mantuvo gran parte del tiempo entre la afición riojana.

El Goppingen no quería sorpresas y merced a la actuación de su primera línea, con Michael, Kauffman y Thiede a la cabeza, intentó no dejar irse al Naturhouse por más de tres goles.

Hasta que apareció Alex Dujsevaev y devolvió la esperanza cuando puso a su equipo a cuatro (22-18) a falta de 18 minutos. El Palacio empezó a subir sus decibelios y a rugir. Mientras el cuadro alemán a lo suyo, no tenía prisa, andaba por la pista con tranquilidad.

A falta de 13 minutos el Naturhouse se colocaba por primera vez a cinco (26-21) con un balonmano bonito, de lucimiento y gran derroche de juego. Pero finalmente el equipo alemán evitó que los riojanos se alejaran más en el luminoso gracias a su calidad en ataque (32-29). Los nervios terminaron por aparecer entre los franjivinos que lucharon de principio a fin.

Con este resultado, el Naturhouse dice adiós a Europa quedándose de nuevo a puertas de conseguir llegar a la final de la Copa EHF. Pero el público, incondicional como siempre, reconoció el esfuerzo de su equipo con una gran ovacion al final del partido.

|||

A favor 5 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí