Martes 5 de Julio de 2022Actualizado 18:21

El 28 de abril de 2011

Tiempo de lectura: 01:37
|||

Polémica presencia de Siria en la boda real de Londres

Sin embargo, Buckingham ha decidido excluir de su invitación a los dos ex primeros ministros laboristas, Tony Blair y Gordon Brown.

Polémica asistencia de Siria a la Boda Real británica

Redacción

El enlace matrimonia l entre Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, que se celebrará este viernes en la capital británica , se ha empañado de polémica en las últimas horas a causa de las invitaciones y asistencias de representantes de países actualmente en conflicto con su población civil, como es el caso de Siria, cuyo embajador en Reino Unido formará parte del nutrido grupo de asistentes.

De hecho, el Gobierno de Cameron ha comunicado al embajador sirio que considera "inaceptable" el uso de la violencia que están empleando las autoridades de su país contra los manifestantes . Sin embargo, tanto el propio departamente de Exteriores, dependiente del gabinete conservador-liberal de Cameron, como Saint James han confirmado la invitación y la asistencia de Sami Khiyami, embajador del país en Londres. Su presencia en Westminster este viernes se explica, según fuentes de Palacio, al hecho de que se ha hecho un envío masivo de invitaciones a todos los países con los que Reino Unido tiene relaciones diplomáticas.

Además, Casa Real echa balones fuera y señala como responsables a los tories, que cumplen ahora un año de gobierno, y de los que dicen que son quienes se encargan de asesorar a Saint James sobre estos asuntos. Ahora bien, el caso de Siria no es aislado porque también ha provocado cierta controversia la asistencia del Rey de Suazilandia o del Príncipe de Bahréin.

Laboristas, no


Ni Blair ni su sucesor en el cargo, Gordon Brown, asistirán al enlace matrimonial de Guillermo y Kate. Según fuentes de la Familia Real, su exclusión se debe únicamente a que ambos no pertenecen a la noble Orden de la Jarretera. Según, Buckingham, son motivos de protocolo a pesar de que sorprendentemente fue en su primer año de mandato cuando Tony Blair salvó de la gran crisis a la monarquía británica con motivo de la muerte de Lady Di. Gracias a las gestiones laboristas la imagen de la Corona se salvó en aquel momento.

Desde la Casa Real han negado que se trate de un acto de exclusión deliberado de los miembros del partido laborista, ya que sí acuden otros miembros como el actual líder de la formación, Ed Miliband, ya que lo dicta el protocolo al ser el jefe de la oposición.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Expo Alberto Corazón ParlamentoMercedes julio 22Democracia cuidadoraBalo el cielo de Logroño
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí