Rioja2

Lunes 14 de Octubre de 2019Actualizado 23:31

CLA SB
El 19 de abril de 2011

Tiempo de lectura: 01:39
|||

La paridad electoral es una utopía para las guatemaltecas

Según las estadísticas, el derecho de elegir y ser elegidas aún queda muy lejos para las mujeres en Guatemala.

Redacción

Ligia Blanco, politóloga y feminista guatemalteca asegura que mientras más de la mitad de la población no tenga la posibilidad real de ejercer sus derechos de ciudadanía políticos, la democracia es todavía un ideal a seguir.

Según afirma Blanco en su artículo “El derecho a elegir”, publicado por Plaza Pública, las estadísticas muestran que el derecho de elegir y ser electas está todavía muy lejos de ser alcanzado por las mujeres, pues Guatemala es uno de los países de Latinoamérica más rezagado en el tema.

Durante la revolución de octubre de 1945 se logró en Guatemala el derecho de voto para las mujeres alfabetizadas y en 1965 se consiguió el voto para las mujeres en general, sin embargo, después de más de medio siglo los datos muestran que el ejercicio de esa garantía es precario, especialmente en las poblaciones indígenas femeninas.

Blanco dijo que para poder ejercer el sufragio es necesario ser mayor de edad y contar en un primer momento con la cédula de vecindad o con el Documento Personal de Identificación (DPI) y luego empadronarse, lo que además de ser un trámite complicado tiene costos monetarios y se convierte en la primera limitación para la participación de las mujeres.

La politóloga dijo que en Guatemala, donde existen altos niveles de pobreza y pobreza extrema, muchas personas, principalmente mujeres e indígenas no tienen acceso a documentos personales.

De acuerdo con Blanco, aunque el trámite para el empadronamiento es más simple, existe muy poca información, a lo que se suma a la falta de verdaderos incentivos, los bajos niveles de educación, de cultura política y el desconocimiento de la importancia del voto.

En las últimas elecciones, del total de mujeres en edad de votar, que era de 3.573.000 aproximadamente, sólo 2.809.120 estaban empadronadas y de ellas votaron 1.709.911, datos que ponen de manifiesto que más de la mitad de la población femenina no ejerció su derecho a elegir.

Finalmente, Blanco dijo que es necesario poner énfasis en esta situación tan desfavorable para las mujeres , especialmente para las indígenas y las que viven en el área rural, ya que muchas veces se da por sentado que la democracia electoral es un hecho en Guatemala, cuando no es así para las mujeres.
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí