Domingo 19 de Septiembre de 2021Actualizado 13:53

San Mateo 21 dos columnas
El 10 de abril de 2011

Tiempo de lectura: 01:51
|||

Era el tercer tiroteo de los detenidos en menos de 24 horas

Estos tres tiroteos en tan corto espacio de tiempo indican que los terroristas no dudaron en disparar contra las fuerzas de seguridad a pesar del alto el fuego general, permanente y verificable declarado el pasado 10 de enero.

Europa Press

Hasta en tres ocasiones recurrieron a sus armas los dos etarras detenidos en Francia entre ayer por la tarde cuando huyeron de un control de carretera en el centro de Francia hiriendo a un gendarme y esta mañana al ser detenidos también tras un intercambio de disparos.

Estos tres tiroteos en tan corto espacio de tiempo indican que los terroristas no dudaron en disparar contra las fuerzas de seguridad a pesar del alto el fuego general, permanente y verificable declarado el pasado 10 de enero.

El portavoz de la Prefectura Guillaume Thirard, ha precisado que el arresto de estos dos terroristas en Croze, -el departamento de Creuse (centro de Francia)- se ha producido "tras un intercambio de disparos que no produjo heridos".

Estos dos terroristas, un hombre y una mujer, abrieron fuego contra una patrulla de gendarmes que les dieron el alto en un control de carretera. En esta ocasión uno de los agentes fue alcanzado en un hombro y trasladado a un hospital, si bien su vida no corre peligro. El hombre fue el autor de los disparos, mientras que la mujer era la encargada de conducir el vehículo de la marca Ford, robado y con las matrículas dobladas.

Este ataque ocurrió en la localidad de Aubusson (Departamento 23) en el centro de Francia, cerca de Limousin de donde los dos terroristas lograron darse a la fuga. No obstante, una hora después, estos dos etarras efectuaron nuevos disparos contra gendarmes en la zona industrial de Meymac, a unos cincuenta kilómetros de la zona donde se estableció el control, pero en este caso tampoco causaron heridos.

ASESINATO DE NERIN: "HECHO FORTUITO"

Ya en el mes de marzo del año pasado, miembros de la banda terrorista ETA llevaron a cabo un tiroteo en la localidad de Dan Marie Lès-Lys que acabó con la vida del agente francés, Jean Serge Nerín. Se trataba de la primera víctima mortal de nacionalidad francesa de la banda.

Tras aquel atentado ETA emitió un comunicado días después en el que calificaba la muerte del agente galo como un "hecho fortuito", una versión que fue aceptada por Batasuna, quien no condenó los hechos a pesar de que ya había hecho pública su apuesta por las vías exclusivamente pacíficas.

Teóricamente esta postura de la izquierda abertzale ilegalizada habría cambiado tras la presentación de Sortu, cuando el dirigente batasuno, Rufi Etxeberria se comprometió a condenar la violencia de ETA "si la hubiera".

"La izquierda abertzale rechaza y se opone al uso de la violencia o a la amenaza de su utilización para el logro de objetivos políticos. Y eso incluye la violencia de ETA, si la hubiera, en cualquiera de sus manifestaciones", dijo.

|||

A favor En contra

0 comentarios
UR Refuerzo master 1AresolTransporte públicoPequeño comercio Semana europea de la movilidadJóvenes responsablesPSOE San Mateo 21
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí