Jueves 1 de Diciembre de 2022Actualizado 18:05

El 30 de marzo de 2011

Tiempo de lectura: 01:34
|||

Descienden los niveles de radiactividad en el agua cercana a la central Fukushima-1

La Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) continúa investigando el origen del agua de las zanjas cercanas a los reactores uno y dos.

Europa Press

La radiactividad detectada en el agua cercana a la central nuclear de Fukushima-1 ha comenzado a descender, según ha informado hoy el Ministerio de Ciencia de Japón. No obstante, los niveles se mantienen altos, lo que está retrasando los trabajos de restablecimiento del sistema de refrigeración de sus reactores.

En las últimas muestras, recogidas en cuatro puntos distintos en un radio de 30 kilómetros en torno a la central, la presencia de cesio radiactivo en el agua es entre una quinta y una décima parte de la detectada el domingo, cuando se situaba entre 1,5 y 3,9 becquerelios por litro, entre 1.000 y 2.600 veces superior a lo normal.

Según el Instituto de Investigación de Ecología Marina, el cesio radiactivo en el ambiente tarda al menos 30 años en perder la mitad de su fuerza. En principio no afecta a los peces, aunque sí puede estar presente en el plancton con el que se alimentan. Así, su radiación puede aumentar, pero desaparece en un par de días.

Por su parte, la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) continúa investigando el origen del agua de las zanjas cercanas a los reactores uno y dos. En cuanto al primero, ha descartado que proceda del tsunami, mientras que en el caso del segundo, ha señalado que el líquido detectado en la base del edificio y en estos agujeros podría tener la misma fuente.

Además, ha adelantado que si los próximos análisis muestran que la radiactividad ha desaparecido del agua presente en las zanjas ubicadas alrededor del número uno, verterá su contenido a las aguas del Pacífico para aliviar la presión del reactor y reducir su temperatura.

La compañía, encargada de la gestión de Fukushima-1, trata de encontrar la forma de almacenar el agua contaminada y de destruir las sustancias radiactivas, tras descartar los métodos convencionales, al considerar que no serían eficaces dada la magnitud de la emergencia, según informa la cadena NHK.

Entretanto, los operarios intentan restablecer los sistemas de refrigeración de los reactores, aunque las tareas se han retrasado, debido a los altos niveles de radiación. A pesar de ello, ya se han podido conectar las salas de control del uno y el cuatro a una fuente externa de electricidad.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAmigos de la Tierra seminario
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí