Miércoles 1 de Febrero de 2023Actualizado 13:26

El 29 de marzo de 2011

Tiempo de lectura: 01:09
|||

Una derrota "dolorosa"

Ángela Merkel reconoce el desastre electoral en el land de Baden-Wuerttemberg, pero no llevará a cabo cambios en el su gobierno de coalición.

Merkel califica de dolorosa su derrota

Redacción

La canciller alemana aún está digiriendo el varapalo electoral que las encuestas habían vaticinado. Los Verdes formarán coalición con el SPD en el primer gobierno ecológico de la historia de Alemania. No en vano, la Unión Democristiana pierde este estado federal después de 58 años ininterrumpidos de control con mayoría absoluta.

Así las cosas, Merkel reconocía el lunes que habían perdido y era "doloroso". Calificó de "herida profunda en Baden-Wuerttemberg y en la historia de la CDU" esta derrota que requiere ahora de trabajo pasa subsanarla. Pero este esfuerzo no pasará por una remodelación de gobierno en Berlín ni tampoco por un replanteamiento de su coalición con los liberales del FPD, que apenas van a tener representación en el land que se encontraba en liza.

Ahora bien a nadie ha sorprendido este resultado dada la errática política de Merkel en las últimas semanas en torno a su aún incomprensible nueva postura antinuclear y su negativa a participar con los aliados de la OTAN en las operaciones militares en Libia.

Para echar más leña al fuego el ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, en parte responsable de la crisis abierta por la cuestión libia, aseguraba a los medios de comunicación hace pocos días que la nueva estrategia de Merkel respondía más a intereses electoralistas que colectivos. Hasta el momento nadie ha desmentido sus palabras ni se le ha llamado a la rectificación.

Por otra parte los democristianos han salido en bloque  a defender a Merkel y respaldar su trabajo al frente del equipo de gobierno.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Producto riojanoSanidad PúblicaADER Febrero 23Teatro Bretón AY, CARMELA