Viernes 21 de Enero de 2022Actualizado 22:57

El 28 de marzo de 2011

Tiempo de lectura: 03:20
|||

“Ser voluntario es estar dispuesto a hacer cosas por los demás sin esperar nada a cambio”

Raúl Martín y Lorena Gómez han participado en el Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) de Inter Europa dirigido a jóvenes con y sin discapacidad.

Redacción

Raúl Martín y Lorena Gómez han participado en el Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) de Inter Europa dirigido a jóvenes con y sin discapacidad.

Raúl, a través del SVE, colaboró con la asociación Legambiente en Éboli, Italia, en el año 2010, y actualmente continúa su labor de voluntariado en Logroño.

Lorena, joven riojana con discapacidad intelectual, disfrutó del SVE en Inglaterra en el año 2008. Permanece en contacto con Inter Europa a través de su programa de ocio y tiempo libre. Con ayuda del proyecto ‘Capacitando para trabajar’ de la misma entidad, ha conseguido un contrato indefinido en el Hotel AC de Logroño.

¿Qué os llevó a participar en el SVE?

R. Encontré un folleto justo cuando había acabado un curso de italiano que me supo a poco. Vi la oportunidad y no me lo pensé, quería salir del país. Fue mi primer viaje largo fuera de España.
L: Llevaba tiempo en Inter Europa, ellos me ofrecieron la posibilidad de participar en un voluntariado y me pareció una idea muy interesante.

¿Qué significa para vosotros ser voluntario?

R. Estar dispuesto a hacer cosas por los demás sin esperar nada a cambio.
L. Ayudar a otras personas sin que me den dinero por ello.

¿Dónde fuisteis y qué labores desempeñasteis una vez allí?

R. Estuve siete meses en Éboli, Italia. Me dedicaba al mantenimiento de la pineda y la playa, también a informar y concienciar a los bañistas sobre el cambio climático, el abandono de residuos en la playa... Además, en Italia no están tan concienciados como en España, así que nuestra labor no siempre era fácil.
L. Estuve en Leed (Inglaterra) durante tres semanas, en una guardería por las mañanas dando de almorzar a los niños y jugando con ellos, y recogiendo juncos para decorar otro centro por las tardes.

¿Tuvisteis problemas de adaptación?

R. Tuve que adaptarme a todo, pero sin problemas: hacer la colada, la comida... la gente era muy abierta, nos relacionábamos con compañeros de otros países. Algunos de ellos estaban haciendo el servicio civil también en la asociación Legambiente. Noté algunas diferencias con estos jóvenes pero todas se podían solventar, todos tenemos un fondo parecido aunque las formas sean distintas.
L. No tuve problemas porque fue una monitora conmigo y mi compañera, que era sordomuda, nos ayudó con la traducción y con todo lo que pudiera hacernos falta.

¿Qué fue lo más duro o más complicado?

R. El hablar una lengua nueva, aunque ya tenía alguna base de italiano y además ellos se esforzaban para que les entendiéramos. Cuando teníamos que enfrentarnos a situaciones que podían ser más complicadas, como dirigirnos a alguien que estuviera haciendo fuego en la pineda, siempre lo hacíamos acompañados.
L. Lo más complicado fue el idioma, aunque al final, aprendí un poco de inglés.

¿Y lo más satisfactorio?

R. Haber dejado huella en los compañeros después de estar siete meses allí, haber aprendido de ellos y que hayan aprendido algo de mí... el haber hecho amigos. También el trabajo con niños, con los que hacíamos educación ambiental. Fue una experiencia que me gustó y que hasta el momento no había vivido.
L. Trabajar en la guardería. Me encantan los niños y me lo pasé muy bien ayudando a otra gente.

¿Qué os ha aportado esta experiencia?

R. Mucha autonomía. Además, al haber viajado fuera por primera vez durante tanto tiempo, he reforzado el italiano, he tenido contacto con otras culturas y he aprendido cómo se trabaja de forma altruista...
L. A mí también me ha aportado muchas cosas: he aprendido un idioma nuevo, he conocido a muchos amigos de diferentes países… y también autonomía, porque teníamos que limpiar, cocinar...

Si pudierais, ¿repetiríais?

R. Sin pensármelo, en el mismo país o en otro. El inglés me cuesta, aunque sería un reto.
L. Sí, ha sido una experiencia muy buena y he aprendido a hacer cosas que antes no sabía. No me importaría ir al mismo sitio, o cambiar.

¿Animaríais a otros a vivir esta experiencia?

R. Claro que sí, y de hecho ya lo estoy haciendo. La gente que me conoce no necesita muchas explicaciones, saben que estuve muy a gusto durante mi voluntariado.
L. Sí, yo animaría a otros jóvenes a participar, con discapacidad o sin ella, porque para mí ha sido una buena experiencia.

|||

A favor 4 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí