Rioja2

Lunes 14 de Octubre de 2019Actualizado 23:31

EQC
El 25 de marzo de 2011

Tiempo de lectura: 00:59
|||

"Me divorcio para casarme con el pueblo"

Sandra Torres opta por separarse de su marido, Álvaro Colom, para optar a la carrera presidencial, dado que así lo marca la Constitución en Guatemala.

Un divorcio por amor al pueblo

Redacción

No es que el Texto Constitucional obligue a separarse a la actual flamante dama, sino que en uno de sus preceptos prohibe a los familiares directos acceder al mandato presidencial. Y tras mucho pensarlo, el matrimonio Colom ha optado por divorciarse. Es un divorcio por amor, sí, pero por amor a la política.

El deseo de la primera dama de Guatemala es tan grande que quiere seguir la estela presidencia de Colom y así dar continuidad a su paquete de reformas si consigue vencer en las elecciones guatemaltecas. En este sentido, ya ha dejado claro que: "me divocio del presidente para casarme con el pueblo".

La decisión le ha costado a juzgar por las lágrimas que le caían en su declaración, porque considera que ha sido "muy difícil", pero ante pone su deseo de dotar al pueblo de la mejora de condiciones de vida a un amor "muy grande".  Y por si quedará alguna duda en el aire, ha subrayado que no va a ser "la primera dama ni la última que se divorcie, pero sí la primera que se divorcia por su país".

La esposa de Álvaro Colom ha recibido incluso el apoyo de uno de sus contrincantes, el alcalde de la Ciudad de Guatemala, Álvaro Arzú. Otros opositores no han sido tan benévolos, como es el caso del Partido Patriota (PP) que califica el gesto de la primera dama de "fraude electoral".
|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí