Jueves 29 de Julio de 2021Actualizado 18:06

El 23 de marzo de 2011

Tiempo de lectura: 01:07
|||

Katsav califica la sentencia de "error"

Entre sollozos el ex presidente de Israel no admite su culpa y se derrumba ante los jueces.

Katsav cree que la sentencia es

Redacción

Moshe Katsav se enfrenta a siete años de prisión, a dos de incondicional y a una multa que ronda los 25.000 euros por violación a una trabajadora y acoso sexual a otras dos mujeres.

La sentencia ha caído sobre Katsav como un jarro de agua fría, tras la que se ha abrazado a su hijo y ha roto a llorar junto a él. Cuenta uno de los diarios de mayor tirada en Israel, "Haaretz", que el ex presidente gritó entre sollozos que la sentencia es "un error" y que el hecho de callar no implica la reconocer la culpa. Según el ex mandatario israelí "son todo mentiras".

100.000 shekels irán a parar a manos de la denunciante por violación, una ex empleada del Ministerio de Turismo. El resto será para otra de las denunciantes, que trabajaba en la residencia presidencial y a la que acosó sexualmente.

El abogado de Katsav, Zion Amir, ha informado de que su cliente va a apelar la sentencia. "Este asunto debería llevar a la creación de un comité de investigación. Ningún juez se ha referido siquiera al hecho de que, durante los últimos cuatro años, el sistema judicial ha anulado los derechos del acusado", aseguró el abogado.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha destacado que este martes es "un día extraordinario para el Estado de Israel". "Es un día de tristeza y vergüenza, pero también es un día para sentir aprecio y orgullo por el sistema de justicia israelí", ha insistido.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Reto Demográfico
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí