Rioja2

Miércoles 16 de Octubre de 2019Actualizado 16:12

GLC SUV
El 22 de febrero de 2011

Tiempo de lectura: 02:52
|||

El valor del tiempo para una socia

Ana Peña es socia del Banco del Tiempo de Logroño, una de las más activas. Cuenta a Rioja2 cómo es esta experiencia de intercambiar 'horas por horas'.

Redacción

Ana Peña es socia del Banco del Tiempo de Logroño desde hace casi un año. Trabaja  como administrativa en una oficina y sus horas libres las dedica a enseñar y hacer más fácil la vida a los demás dentro de este banco solidario tan peculiar. A pesar de formar parte desde hace poco tiempo, es una socia muy activa (más de 70 horas intercambiadas). Con el mismo entusiasmo con el que desarrolla actividades dentro del Banco del Tiempo, nos recibe para contarnos su experiencia.

¿Qué intereses te han movido a participar en el Banco del Tiempo?


Empecé hace más o menos un año... en marzo del 2010, y me llevó a participar la oportunidad de estar con más gente y poder intercambiar actividades con ellos para llegar a conocerlos de una forma más cercana.

¿Cómo conociste el Banco del Tiempo?

Fue por casualidad, estábamos comentado en la oficina el rollo de cocinar diariamente: “¡pagaría dinero por no tener que hacerlo todos los días!” dije yo, y un compañero que estaba escuchando nos comentó que había una “cosa” que se llama Banco del Tiempo donde hay gente que te hace la comida y…bueno, donde se intercambian actividades, cada uno ofrece lo que sabe hacer .

Yo ya había oído algo del tema así que me metí en Internet y rellené la ficha de inscripción para venir a hacer la entrevista.

¿Qué actividades ofreces para intercambiar con otros socios?

He organizado talleres para niños en Halloween, Navidad… y pequeños trabajos relacionados con la oficina: fotocopias, encuadernaciones y realización de tarjetas de visita. También enseño a editar y maquetar fotografías para luego hacer foto-libros, algo de cocina…un poquito de todo.

¿Cuántas horas llevas acumuladas?

Hay que tener en cuenta que las horas se van sumando y restando y que no podemos acumular en nuestras cuentas más de diez horas ni positivas ni negativas... ahora mismo
tengo siete para gastar.

¿Qué actividad o iniciativa de las que has ofrecido ha tenido más éxito?

Últimamente todo lo relacionado con trabajos de oficina: hacer fotocopias, encuadernar diplomas, recetas de cocina...

¿De las actividades en las que has participado con cuáles has aprendido o te han gustado más?

Asistí a una muy interesante de estiramientos de cadenas musculares, un taller de anillos... en definitiva todas las actividades grupales suelen resultar interesantes: danza del vientre, elaboración de empanadas chilenas… Aprendes, conoces gente y tomas contacto con otras culturas.

¿Qué actividades nuevas propondrías?

Echaba de menos un servicio de asesoramiento legal y precisamente estos días se está ofreciendo una abogada que además se ha puesto en contacto conmigo para que le haga tarjetas de visita.

¿Algún taller colectivo que eches de menos?

Lo que más echo de menos son actividades en las que puedan participar los niños. Aunque a la mayoría de los talleres nos apuntamos personas adultas, también sería interesante organizar actividades para los más pequeños. Por ejemplo para Navidad, pensando en todos los días de vacaciones de los colegios, organizamos una actividad de cuatro días de manualidades y cocina fácil para ellos, pero no conseguimos que saliera porque se apuntaron muy pocos niños. Me gustaría que los socios se interesasen en actividades de este tipo para los fines de semana, periodos largos de vacaciones...

¿Personalmente que te ha aportado el Banco del Tiempo?


Conocer a muchísima gente y aprender cosas nuevas, he aprendido a hacer anillos, a trabajar el barro... incluso hemos visitado lugares cercanos que yo desconocía.

¿Que dirías a la gente para que se anime a hacerse socio del Banco del Tiempo?

Que piensen que hay otro modo de ver la vida al margen del intercambio de dinero. El trueque de este tipo te aporta nuevos conocimientos y nuevas amistades. Hay que cambiar el chip y dejar de pensar que no puedes hacer algo que necesitas o te apetece porque no tienes dinero para ello. Es otra manera de ver la vida.

|||

A favor 14 En contra 1

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí