Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 21:21

Adrenaline Webads
El 22 de febrero de 2011

Tiempo de lectura: 03:54
|||

Urkullu, preocupado por cómo pueda actuar ETA

En sus últimas declaraciones, el presidente del PNV destaca que “es un juego peligro” realizar “una relación causa-efecto” entre legalización de Sortu y la paz.

Iñigo Urkullu

Europa Press

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, ha afirmado que puede haber “un ejercicio quizá calculado” de los gobiernos socialistas y el PSOE, “sabido” también por la izquierda abertzale, sobre que no serán legales para las próximas elecciones de 2011, pero pueden “jugar con otras marcas” porque el proceso de legalización puede alargarse. Además, se ha mostrado “preocupado” por cómo pueda actuar ETA porque “no ha hecho una transferencia de protagonismo” a la izquierda abertzale.

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, Urkullu ha manifestado que “es un juego peligroso” realizar “una relación causa-efecto” entre legalización y la paz porque la izquierda abertzale ha sido legal durante muchos años “y no se ha vivido un escenario de ausencia de violencia que condujera a la paz definitiva”.

A su juicio, “si no hay una legalización, puede haber un riesgo o una tentación en ese mundo de la autodenominada izquierda abertzale, pero ésa es una cuestión que le afecta a ellos”. “Yo creo que la paz empieza necesariamente por una ausencia de violencia”, ha precisado.

Para el líder nacionalista, la izquierda abertzale estará en las elecciones. “Yo tengo la firme convicción de que, en esta ocasión, van a estar porque, si no están de una u otra manera, es asumir un proceso de clandestinización”, ha señalado.

Por ello, ha dicho que concurrirá, “sea con una marca o sea con otra”, y que esta vez no llamará ni al voto nulo ni a la abstención. “Van a pedir el voto para otras plataformas o para otra formación política legal”, ha señalado.

En este sentido, ha recordado que “está en boca de todo el mundo” que puede pedir el apoyo a EA. “Si van a estar y hay una estrategia conjunta de ir definiendo un proyecto común en ese ámbito de la autodenominada izquierda abertzale socialista, ¿por qué no va estar con marca propia?”, ha preguntado.

Iñigo Urkullu ha considerado que la izquierda abertzale “debía ser consciente, no sólo de la legislación existente en el Estado español”, sino también en las sentencias, como la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. “Por eso, planteaba yo también que, además de los dichos, tenían que ir acompañando con hechos, su apuesta por las vías políticas”, ha señalado.

Asimismo, ha recordado que en la Mesa de Ajuria Enea se llegó a un acuerdo en el que se abogaba por la participación de esa sensibilidad ideológica en las instituciones como un paso hacia la normalización. “Yo he visto, en estos momentos, que ha habido un discurso de compromiso a futuro, deslegitimando también en el presente la existencia de la práctica de la violencia y la justificación de la práctica de la violencia con fines políticos”, ha indicado.

Urkullu ha apuntado que, “si hay, además, en el Estado español no sólo una Ley de Partidos Políticos, sino una LOREG que puede condenar, a futuro, a la ilegalización de los cargos públicos” de la izquierda abertzale, “si no es tiempo para que todos veamos con mayor naturalidad la presencia de esa sensibilidad ideológica que ha hecho una deslegitimación en el discurso de la práctica de la violencia con supuestos fines políticos”.

El presidente del EBB ha manifestado que “es importante” que Sortu “o quien sea pueda estar representando a esa sensibilidad ideológica”, pero ha precisado que el que concurra en los comicios contribuye a la normalización, pero no significa que pueda dar respuesta al desempleo, a la crisis económica, de necesidad de regenerar la economía, etc, “cuestiones que preocupan al PNV en el desarrollo y progreso de la sociedad vasca”.

Además, ha mostrado su preocupación porque ETA “no ha hecho una transferencia de protagonismo” a la izquierda abertzale y en el comunicado del pasado 10 de enero aseguraba que iba a estar “vigilante”. “Estoy preocupado por la apuesta que pueda hacer ETA como organización terrorista”, ha apuntado.

Asimismo, ha denunciado que hay “una ambigüedad calculada o, si no, una contradicción”, en los gobiernos vasco y central, el PSOE y el PSE-EE, al hablar de “un avance o un paso importante” por la izquierda abertzale y “jugar” con el tema de la legalización.

“Si ha habido una reforma de la LOREG, si puede haber una condena a futuro, si se ha considerado como pasos importantes, no veo por qué se está jugando de esa manera con el proceso de legalización”, ha apuntado.

A su entender, “hay un ejercicio de lavarse las manos, de dejar que sean los tribunales” quienes decidan y “un ejercicio quizá calculado” y que también puede saberlo la izquierda abertzale sobre que, “igual en estas elecciones de 2011 no son legales”, que “pueden jugar con otras marcas y que, quizá, el proceso de legalización pueda ser un proceso largo en el tiempo”.

Sobre el Grupo Internacional de Contacto (GIC) , ha señalado que desconoce cuál es su finalidad y le ha pedido que se “guíe por la discreción”. “Me llama la atención la profusión en los medios de comunicación de este tipo de Grupo de Contacto”, ha apuntado.
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí