Rioja2

Martes 22 de Octubre de 2019Actualizado 23:31

Adrenaline Webads
El 10 de febrero de 2011

Tiempo de lectura: 01:34
|||

El Alto Comisionado de ACNUR exige soluciones para Costa de Marfil

Según António Guterres, el estancamiento político que vive el país africano desde hace meses está deteriorando la situación humanitaria y causando miedo entre la población.

Protestas en Costa de Marfil

Redacción

Tras la celebración de la segunda vuelta electoral el pasado 28 de noviembre, Costa de Marfil se ha visto dividida entre los partidarios del presidente electo, Alassane Ouattara, y el mandatario saliente que se resiste a abandonar el poder, Laurent Gbagbo. Ante este panorama, las tensiones entre la población han aumentado y muchas personas han decidido abandonar sus hogares.

Esta situación ha generado una gran preocupación en el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) , António Guterres,  quien ha pedido el fin inmediato del estancamiento político que está paralizando al país y provocando violencia. “El bloqueo político se está enquistando profundamente y está causando un deterioro de la situación humanitaria” dijo Guterres. “La gente tiene mucho miedo”.

António Guterres expresó su preocupación en relación con los cerca de 35.000 refugiados registrados por ACNUR que han cruzado hacia la vecina Liberia y que se han visto obligados a huir por la creciente inestabilidad de su país.

El Alto Comisionado también señaló que ACNUR ya ha registrado un número similar de desplazados internos (unos 35.000) en el oeste de Costa de Marfil que tienen una imperiosa necesidad de alojamiento y ayuda para cubrir sus necesidades básicas. La Agencia de la ONU para los Refugiados y otras organizaciones humanitarias están incrementando sus operaciones para dar respuesta de emergencia a la población afectada. “Si la situación continúa, corremos el riesgo de un posible desplazamiento masivo de marfileños”, dijo Guterres.

Por otro lado, señaló que esta circunstancia también podría tener un impacto negativo en Liberia, un país que se está recuperando de su propia guerra civil, y en otros Estados de la región.  “En estas circunstancias,  quiero elogiar a Libera por su política de fronteras abiertas y a los liberianos que tan generosamente han ofrecido sus casas y compartido sus escasos recursos”, dijo Guterres.

“Es necesario que se tome acción política a nivel internacional para resolver el punto muerto y restaurar la calma,”añadió el Alto Comisionado. “Todos los ciudadanos de Costa de Marfil deben sentirse seguros en casa  y no verse forzados a huir en busca de seguridad”.

|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí