Rioja2

Domingo 20 de Octubre de 2019Actualizado 09:31

Adrenaline Webads
El 8 de febrero de 2011

Tiempo de lectura: 00:58
|||

Sin justicia y sin oportunidades

La mujeres de la República Democrática del Congo que fueron violadas en masa en diciembre de 2003 han visto como los responsables nunca fueron arrestados.

Redacción

En la República Democrática del Congo la violencia sexual es utilizada como un arma de guerra. Miles de mujeres son las víctimas directas de estas violaciones, que no sólo pueden derivar en consecuencias físicas y psíquicas para ellas, sino también sociales.

Por este motivo, hacer justicia con estas mujeres es una tarea pendiente del gobierno congoleño de Joseph Kabila. Un ejemplo de ello es el caso de más de cien mujeres de la aldea de Songo Mboyo que en diciembre de 2003 fueron violadas y que el año pasado testificaron ante un Panel de Alto Nivel convocado por Naciones Unidas. De estas mujeres, 29 presentaron sus casos ante los tribunales y recibieron veredictos favorables, sin embargo, las indemnizaciones que podrían ayudarles a rehacer su vida nunca les fueron pagadas por el gobierno.

Además, las víctimas aseguraron que pese a haber acudido a los tribunales, los perpetradores del abuso nunca fueron arrestados. Las mujeres declararon ante el Panel que necesitaban más asistencia directa para reconstruir sus vidas.

En este contexto, la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos les ofreció una embarcación para apoyar las actividades comerciales que desempeñan para ganarse la vida.

Según datos de la ONU hasta 200.000 mujeres habrían sido violadas en la República Democrática del Congo en los últimos doce años en el país.
|||

A favor En contra

0 comentarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí