Martes 6 de Diciembre de 2022Actualizado 22:19

El 4 de febrero de 2011

Tiempo de lectura: 03:24
|||

Detenciones y violaciones de derechos humanos en Egipto

En el contexto de las continuas protestas contra el gobierno, han sido detenidos varios activistas. RSF denuncia “una caza de brujas” contra los medios de comunicación.

Enfrentamientos en Egipto

Redacción

La situación de inestabilidad y continuos enfrentamientos entre partidarios y detractores del presidente Hosni Mubarak está teniendo graves consecuencias que afectan a los derechos más fundamentales de la población de Egipto y de los profesionales que allí se encuentran.

Varias organizaciones han denunciado esta realidad que estos días está viviendo Egipto y han pedido a las autoridades del país que finalicen la represión. En esta línea se encuentra la denuncia realizada por Reporteros sin Fronteras (RSF) , quien asegura hallarse “estupefacto por lo que parece una verdadera caza de brujas contra los medios de comunicación que cubren los acontecimientos en Egipto y expresa su gran preocupación por todos los periodistas que se encuentran en este momento en El Cairo”.

Además, la organización defensora de la libertad de expresión se muestra especialmente preocupado por los acontecimientos que se puedan dar en la gran manifestación prevista para el viernes 4 de febrero de 2011, llamada El Viernes de Partida.

Según los datos ofrecidos por RSF, en este contexto, 26 periodistas han sido agredidos, 3 se encuentran en paradero desconocido, 19 permanecen arrestados/secuestrados y uno se encuentra en estado de coma. Además, una oficina ha sido atacada y ha habido 4 casos de material confiscado.

“Robos, violencia, arrestos arbitrarios, linchamientos… la lista de exacciones contra los periodistas por parte de los partidarios del presidente Mubarak no hace más que crecer cada hora.
Éstas agresiones tienen un carácter sistemático y concertado”, señaló Jean-François Julliard, secretario general de RSF.

“Tras haber censurado la Red, que fue restablecida al inicio de la semana, el régimen decidió emprenderla físicamente contra los representantes de la prensa, lanzando a sus partidarios en una campaña de odio y violencia que no habíamos visto nunca antes. Esto va más allá de la censura. Se trata de vaciar El Cairo de periodistas de la prensa extranjera” aseguró.

“Parece que ya no hay un lugar en El Cairo donde los periodistas se encuentren a salvo. Algunas oficinas de medios de comunicación también han sido atacadas”, agregó el secretario general de la organización. “La cabeza del poder egipcio debe considerarse responsable de esta política de agresiones. Hacemos un llamado urgente a la comunidad internacional a reflexionar sobre una posición fuerte, unánime, y a sacar conclusiones de los incidentes de estos últimos días que puedan llevar a pensar en sanciones”, señaló Julliard.

Activistas detenidos


Esta represión por parte de las autoridades egipcias queda también patente con las recientes detenciones de dos activistas de Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW). Según AI, uno de sus delegados fue detenido junto con Ahmed
Seif al-Islam, Khaled Ali, un delegado de HRW, después de que el Centro Legal Hisham Mubarak fuera tomado por la policía militar esta mañana.

Amnistía Internacional desconoce su paradero actual.“Pedimos la liberación inmediata y en condiciones de seguridad de nuestro compañero y del resto de activistas, a quienes debería permitírseles llevar a cabo su trabajo de seguimiento de la situación de derechos humanos en Egipto en esta situación crucial, sin temor a ser hostigados ni detenidos” ha dicho Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

Según AI, un número indeterminado de activistas siguen detenidos en el Centro Legal Hisham Mubarak, incluyendo un segundo miembro de Amnistía Internacional.

“Las autoridades egipcias deben garantizar la protección de manifestantes, periodistas y activistas pro derechos humanos. La ausencia de policías sobre el terreno que respondan a la violencia es una señal evidente de la complicidad del gobierno egipcio en la violencia o, en el mejor de los casos, de la abdicación total de su responsabilidad en el orden público en este momento de crisis nacional”, ha declarado Salil Shetty.

“Deben permitirse las manifestaciones pacíficas, sean cuales sean las opiniones expresadas, y debe protegerse a los manifestantes pacíficos, con independencia de las negociaciones políticas que se estén llevando a cabo”, ha reclamado el secretario general de AI

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha condenado este jueves los ataques contra periodistas y activistas pro derechos humanos en Egipto y los ha tachado de “totalmente inaceptables”.

Ban considera “atroces” estos hechos y ha dicho que las agresiones “deben parar”, según declaraciones difundidas por la organización internacional. De esta manera, se ha sumado de esta forma a la condena internacional contra los últimos disturbios en El Cairo y que se han extendido este jueves contra los periodistas que cubrían las protestas contra el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

Tanto Estados Unidos como Reino Unido han criticado las agresiones sufridas por equipos de informadores de prácticamente todo el mundo, incluidos medios españoles como El Mundo, La Vanguardia, ABC, TVE, TV3 o RAC1.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAgenda 2030Amigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí