Miércoles 8 de Febrero de 2023Actualizado 15:36

El 4 de febrero de 2011

Tiempo de lectura: 03:30
|||

Reacciones a la negativa de Mubarak a abandonar la presidencia

Mientras Estados Unidos apuesta por un gobierno de transición encabezado por Suleiman, Ban Ki-moon alerta sobre el peligro para la estabilidad de Oriente Próximo.

Obama

Redacción

Las últimas declaraciones públicas del presidente de Egipto, Hosni Mubarak, expresando su negativa a dimitir del cargo, a pesar de las numerosas protestas que se reproducen por todo el país, ha provocado la preocupación de la comunidad internacional que ve cómo un importante pilar en Oriente Próximo puede sumirse en el caos.

Ante esta situación, la Administración de Estados Unidos y dirigentes egipcios barajan la posibilidad de forzar la dimisión de Mubarak, para establecer en Egipto un gobierno de transición encabezado por el actual vicepresidente, Omar Suleiman, con el apoyo del Ejército, según han revelado diplomáticos árabes y funcionarios de Estados Unidos citados por el diario The New York Times.

Estados Unidos pretende que Suleiman y su ministro de Defensa, Mohamed Tantawi, comiencen de inmediato un proceso de reforma constitucional. Para ello contarían con el apoyo del jefe del Estado Mayor, Sami Enan.

Según los informantes de dicho diario, los negociadores tratarían que en el futuro Ejecutivo de transición estuviera presente un amplio abanico de grupos de la oposición, como los Hermanos Musulmanes, y el objetivo final sería convocar elecciones para el próximo mes de septiembre.

Miembros de las autoridades de Estados Unidos matizan que se trata de una opción entre las varias que se meditan para convencer a Mubarak de que debe abandonar el poder. Otros funcionarios recuerdan igualmente que Suleiman y el Ejército no han manifestado por el momento que vayan a dar la espalda al veterano presidente.

Por otro lado, desde las autoridades egipcias, un alto cargo ha recordado que la Constitución prohíbe al vicepresidente asumir el poder. El presidente del Parlamento sería en todo caso quien sucedería al mandatario si éste abandona. “Esa es mi respuesta técnica. Mi respuesta política es que [los estadounidenses] deberían preocuparse de sus propios asuntos”.

Otro dignatario del gobierno de Obama ha expresado los temores del entorno de Mubarak respecto a las demandas de los manifestantes, puesto que vaticinan que estos podrían no estar satisfechos con la marcha del dirigente y optarían por hacer más reivindicaciones.

Mientras, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, ha hablado por teléfono en las últimas horas con Suleiman para pedirle que arranquen de inmediato unas “negociaciones creíbles e inclusivas”. Dicho contacto se ha celebrado poco después de que Mubarak negara reunirse por segunda vez con el enviado personal de Obama, el ex embajador en El Cairo Frank G. Wisner. Al parecer, Mubarak está molesto con la petición de su par estadounidense de que las reformas comiencen ahora.

El secretario de Defensa de EEUU, Robert M. Gates, ha llamado hasta en tres ocasiones desde el fin de semana al ministro egipcio de Defensa. El Pentágono admite que en estas conversaciones Gates no se ha limitado a pedir contención al Ejército.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha asegurado, durante una rueda de prensa en Londres, que la transición de poder en Egipto debe comenzar “ahora” y ha urgido una vez más a actuar con mesura durante las manifestaciones que tienen lugar en el país. En opinión del secretario general de la ONU, cuanto más pronto ocurra este cambio será mejor. “La transición debe empezar ahora”, subrayó.

“No debemos subestimar el peligro de inestabilidad en Oriente Próximo. La ONU está lista para apoyar las reformas profundas necesarias para satisfacer las aspiraciones de la gente”, apuntó Ban.

En este contexto, urgió nuevamente a todos los actores de la sociedad egipcia a comprometerse en el proceso de diálogo y reformas con un respeto absoluto de los derechos humanos.

Por otro lado, los 27 Estados Miembros de la Unión Europea (UE) lanzarán hoy un llamamiento a Mubarak a través de sus respectivos jefes de Estado y de gobierno. En este mensaje los Veintisiete pedirán a Mubarak que permita una transición “rápida y ordenada” y condenarán la violencia contra los manifestantes pacíficos que reclaman reformas “legítimas”. España, Italia, Francia, Reino Unido y Alemania han sido los primeros en pedirlo en una declaración conjunta firmada por sus líderes este jueves.

La Alta Representante de Política Exterior de la UE y vicepresidenta de la Comisión Europea, Catherine Ashton, ha expresado su “gran preocupación” por los ataques contra los manifestantes y ha exigido a las autoridades egipcias que se hagan cargo de su seguridad. “El gobierno es responsable del bienestar y seguridad de su pueblo”, ha dicho en un comunicado.

La jefa de la diplomacia cree que corresponde a los egipcios decidir la fecha de los comicios, pero ha invitado a El Cairo a iniciar “ahora” las acciones para responder a las “aspiraciones democráticas” de la población. “Pido a las autoridades egipcias que se impliquen ahora en una transición significativa y real que lleve a una reforma democrática genuina, allanando el camino para que haya elecciones libres y justas”, ha dicho Ashton.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Sanidad PúblicaADER Febrero 23