Viernes 3 de Febrero de 2023Actualizado 18:48

El 3 de febrero de 2011

Tiempo de lectura: 04:46
|||

Cuatro muertos y 13 heridos en el último enfrentamiento en El Cairo

Los partidarios de Mubarak abrieron fuego contra los manifestantes . La ONU insiste en que la violencia es “inaceptable” y EEUU asegura que ha llegado el momento del cambio.

protestas en Egipto

Redacción

La plaza de Tahrir, en El Cairo, se convirtió en la tarde de ayer en un verdadero campo de batalla, donde los partidarios del presidente de Egipto, Hosni Mubarak, atacaron a los manifestantes que llevan días pidiendo la dimisión del mandatario. En los enfrentamientos registrados en las últimas horas, al menos cuatro personas han muerto y trece han resultado heridas por los disparos de los simpatizantes de Mubarak, según informan la televisión Al Jazeera y un médico citado por la cadena Al Arabiya.

Los partidarios del mandatario abrieron fuego contra sus detractores, en un tiroteo que envolvió a las mujeres y los niños concentrados en la céntrica plaza. Ante la insistencia de los disparos, algunos de los manifestantes han comenzado a huir del lugar a través del puente 6 de Octubre.

El miércoles, tras la caída de la noche, ambos lados se enfrentaron con piedras, palos y cuchillos, con lo que tres personas murieron y unas 1.500 resultaron heridas. Los detractores del mandatario aseguran que sus atacantes son policías vestidos de civil y no ciudadanos, como argumenta el gobierno, ya que se han registrado disparos.

En el marco de estos ocho días de protestas, al menos 145 personas han fallecido y miles han resultado heridas. Se espera que las manifestaciones se reanuden el viernes con una marcha desde Tahrir hasta el Palacio Presidencial.

Mientras, el vicepresidente del gobierno egipcio, Omar Suleiman, ha pedido a los manifestantes que regresen a sus hogares y respeten el toque de queda que continúa en vigor, al tiempo que ha vinculado el inicio del diálogo con las fuerzas políticas al final de las movilizaciones en las calles.

“Los participantes en estas manifestaciones han transmitido su mensaje, tanto los que demandan cambios como los que llegaron en apoyo del presidente Mubarak”, ha dicho en un comunicado publicado por la agencia estatal MENA.

Por su parte, el líder opositor Mohamed El Baradei ha abierto este miércoles la puerta a una prácticamente segura candidatura para las elecciones presidenciales del próximo mes de septiembre, ya que ha dicho que está dispuesto a presentarse a los comicios. “Si la gente me lo pide”, ha asegurado.

En una entrevista con el diario británico The Daily Telegraph, El Baradei ha reclamado un “nuevo futuro democrático” para Egipto y se ha ofrecido a poner al país en esta senda, frente a la “panda de matones” que, a su juicio, forma el gobierno de Mubarak.

En este sentido, ha descartado cualquier tipo de negociación con el régimen mientras sigan registrándose hechos violentos como los de la plaza Tahrir de El Cairo.

“La democracia significa representar el deseo del pueblo”, ha destacado el premio Nobel de la Paz, quien se ha referido de esta forma a la situación de todo el mundo árabe, en relación al cual ha advertido que cualquier tratado de paz que se logre será “más duradero” si es firmado por democracias en lugar de por dictaduras.

Asimismo, El Baradei ha negado que esté dando vía libre al islamismo radical al hablar con los Hermanos Musulmanes. Ha tachado de “mentira” esta acusación y ha dicho que este grupo opositor, si bien es “conservador” en materia religiosa, está “deseando trabajar dentro de una sociedad civil”.

Reacciones

El importante enfrentamiento que vivió ayer Egipto hace que la comunidad internacional siga temiendo por el futuro del país y de la región. Así, desde Estados Unidos, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, ha asegurado que “el momento del cambio” ha llegado a Egipto, tal y como le habría transmitido el presidente estadounidense, Barack Obama, a su homólogo egipcio.

“La transición debe comenzar ahora”, ha dicho Gibbs, quien ha señalado, en relación a los posibles cambios hacia una transición, que “ahora significa ahora”. Durante una rueda de prensa, Gibbs ha aseverado que desde Estados Unidos se están “observando” los acontecimientos de Egipto y “preparándose” para lo que pueda acontecer. “Nos estamos preparando para una gran cantidad de escenarios”, ha destacado.

El portavoz de la Casa Blanca se ha tenido que enfrentar a la pregunta de un periodista que le planteó si Washington considera a Mubarak un dictador. “La Administración cree que el presidente Mubarak tiene una oportunidad de demostrar al mundo lo que es exactamente comenzando la transición que el país necesita tan desesperadamente”, se ha limitado a comentar.

Por su parte, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, ha defendido ante el pleno de la Eurocámara la necesidad de que haya un cambio de régimen en Egipto tras constatar que “los sistemas políticos” de la región “han llegado a un punto de no retorno”.

“Todos hemos visto los recientes acontecimientos en Túnez y más recientemente en Egipto. Los pueblos en ambos países han expresado sus consternaciones y aspiraciones legítimas y esperan una respuesta adecuada dentro de sus países pero también de sus socios, incluido la UE. El mensaje está claro los sistemas políticos han alcanzado un punto de no retorno y tiene que producirse un cambio ahora”, ha subrayado la jefa de la diplomacia europea ante el pleno de la Eurocámara.

Ashton ha recalcado que las protestas que se viven en la actualidad en Egipto “claramente han estado inspiradas en los acontecimientos en Túnez”. Por ello, la jefa de la diplomacia europea ha defendido la necesidad de que el gobierno de El Cairo “escuche ahora estas voces” en las calles de la capital, Alejandría, Suez y otras ciudades del país y proceda a “una transición ordenada”.

La Alta Representante ha insistido en que la UE apoya “totalmente” la transformación de Egipto para que haya “más democracia y más pluralismo”. “En todo el mundo árabe hay mucho potencial para un cambio positivo”, ha reconocido. “Apoyaremos este proceso de cambio con creatividad y determinación”, ha apostillado.

También se ha pronunciado sobre los últimos sucesos de Egipto el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien ha condenado enérgicamente cualquier ataque contra los manifestantes pacíficos y lo consideró “inaceptable”.

Tras reunirse en Londres con el primer ministro británico, David Cameron, Ban expresó su profunda preocupación por la violencia que se ha desatado en Egipto. “En esta coyuntura es importante que se asegure una transición ordenada y pacífica”, dijo.

Ban urgió a todas las partes a emprender ese proceso sin demoras e instó a no subestimar el peligro de la inestabilidad para todo el Oriente Próximo. Además, el secretario general manifestó la disposición de la ONU para proporcionar cualquier asistencia que se requiera.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Producto riojanoSanidad PúblicaADER Febrero 23PSOE Municipios