Viernes 3 de Febrero de 2023Actualizado 18:48

El 2 de febrero de 2011

Tiempo de lectura: 03:06
|||

Obama insta a Mubarak a tener una transición “pacífica”

El mandatario egipcio anunció en la noche de ayer que no se presentará como candidato a las próximas elecciones, negando así cualquier posibilidad de dimisión inmediata.

Barack Obama

Redacción

La crisis que ha vivido Egipto en los últimos días ha abierto el camino a una nueva etapa para el país. Las numerosas protestas, sobre todo la Marcha del Millón que tuvo lugar ayer en El Cairo, han obligado al presidente egipcio, Hosni Mubarak, a tomar una determinante decisión: no presentarse a las próximas elecciones de septiembre.

Así lo anunciaba anoche en un discurso televisado en el que lamentó cómo la “libertad de expresión” se ha convertido en los hechos “desafortunados” a los que asiste el país, denunció los “malos días” que atraviesa Egipto. “Hay miedo y preocupación”, ha dicho. De esta manera, el dirigente descarta su dimisión inmediata y permanecerá en el puesto hasta el fin de su mandato. Sin embargo, Mubarak se ha comprometido a promover reformas constitucionales y una lucha contra la corrupción, al tiempo que ha prometido un diálogo con todos los partidos políticos.

Ante este escenario de transición que se presenta en Egipto, uno de sus máximos aliados hasta el momento, Estados Unidos, también se ha querido pronunciar. Así, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha trasladado a Mubarak, en una conversación telefónica, que la transición “ordenada” de Egipto “debe ser significativa, debe ser pacífica y debe comenzar ahora”.

En este sentido Obama subrayó que dicha transición “debe llevar a unas elecciones que sean libres y justas”, así como a un gobierno que no solo sea democrático, sino que además escuche las aspiraciones del pueblo egipcio.

“Egipto no ha tenido muchos momentos de transformación, las voces del pueblo egipcio nos dicen que este es uno de esos momentos”, prosiguió Obama.

Por otro lado, el mandatario aseguró que “Estados Unidos seguirá apoyando la democracia y los derechos universales que todos los seres humanos merecen, en Egipto y en todo el mundo”.

A su vez, Washington mantendrá “la alianza y amistad” con El Cairo y continuará dispuesto a ofrecer toda la ayuda necesaria. “La pasión y la dignidad que está demostrando el pueblo de Egipto está siendo una inspiración para gente de todo el mundo, también en Estados Unidos”, afirmó Obama, quien tuvo palabras para la juventud del país árabe. “Tengo la creencia certera de que elegiréis vuestro propio destino”, les comunicó en el discurso recogido por The Washington Post.

La reacción de Israel

Esta decisión del presidente Mubarak podría tranquilizar a los dirigentes de Israel, preocupados por la posible caída del dirigente egipcio a causa de las últimas protestas. Así lo han expresado tanto el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, como el presidente del país, Simon Peres, quien han señalado su temor a que Egipto caiga en manos de los islamistas si cae derrocado Mubarak.

Según Netanyahu, la comunidad internacional debería garantizar que el eventual futuro gobierno egipcio respeta el acuerdo de paz alcanzado con Israel hace tres décadas.

En un comunicado, el primer ministro ha dicho que “alienta el avance de los valores de libertad y democráticos en Oriente Próximo” pero ha prevenido de que “si se permite que fuerzas extremistas se aprovechen de procesos democráticos para tomar el poder, como ocurrió en Irán y otros lugares, el resultado sería un revés para la paz y la democracia”.

Por su parte, Peres ha recordado que Hamas llegó al poder en virtud de unas elecciones en los territorios palestinos. “La democracia no debe empezar y terminar sólo en elecciones. La verdadera democracia comienza el día después de los comicios, garantizando los Derechos Humanos y mirando por el bienestar de los ciudadanos”, ha señalado, según ha informado la Presidencia en un comunicado.

Según el presidente israelí, “si el día siguiente de unas elecciones democráticas una dictadura religiosa extremista y peligrosa toma el poder, ¿cuál es el objetivo de las elecciones democráticas?”. “La democracia es más que la jornada electoral, también incluye el día después”, ha insistido.

En su opinión, “existe un claro intento de establecer una hegemonía religiosa extremista y peligrosa en Oriente Próximo” e Irán está trabajando para reforzar su influencia en la región.


|||

A favor En contra

0 comentarios
Producto riojanoSanidad PúblicaADER Febrero 23PSOE Municipios