Miércoles 5 de Octubre de 2022Actualizado 19:38

El 31 de enero de 2011

Tiempo de lectura: 02:00
|||

Amnistía Internacional pide a Egipto que impida el derramamiento de sangre

La organización critica los amplios poderes concedidos a las fuerzas de seguridad egipcias. Mientras desde la ONU se pide a las autoridades que investiguen el uso excesivo de la fuerza.

manifestantes en Egipto

Redacción

La situación de inestabilidad que vive Egipto durante estos días de continuas manifestaciones ha provocado la preocupación de varias organizaciones defensoras de los derechos humanos. Entre ellas se encuentra Amnistía Internacional (AI) , quien ha instado a las autoridades egipcias a que refrenen a las fuerzas de seguridad para impedir nuevas muertes de manifestantes.

“Las autoridades egipcias debe refrenar a las fuerzas de seguridad para  impedir el derramamiento de sangre. No pueden continuar basándose en el estado de excepción vigente desde hace 30 años para imponer una prohibición absoluta de las manifestaciones públicas y conceder a las fuerzas de seguridad amplios poderes de detención y registro” ha señalado Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

La organización asegura que debe respetarse el derecho a organizar manifestaciones y participar en ellas sin sufrir intimidaciones, violencia ni riesgo de detención y procesamiento. Además, AI ha criticado las limitaciones en los medios de comunicación con el corte de las conexiones de Internet y los servicios de telefonía móvil.

“Con la drástica medida de impedir el flujo de información entre los  ciudadanos egipcios, las autoridades han dado muestra de hasta qué  extremos están dispuestas a llegar para eliminar el derecho de  manifestación pacífica”, ha señalado Hassiba Hadj Sahraoui.

Amnistía Internacional ha condenado el uso desproporcionado e innecesario de munición real y medios letales contra los manifestantes por parte de las fuerzas de seguridad egipcias.

Estos agentes han detenido al menos a 1.120 manifestantes, según cifras recogidas por abogados y organizaciones de derechos humanos. Varios manifestantes que han estado detenidos han contado a Amnistía Internacional que los golpearon al detenerlos y estando bajo custodia en centros de los servicios de Seguridad Central, y que les negaron la debida atención médica.

Futuras investigaciones

Por su parte, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha pedido al gobierno de Egipto que investigue las denuncias de uso excesivo de la fuerza y la muerte de al menos cinco personas que participaban en las manifestaciones de protesta.

En un comunicado, Pillay también exhortó a las autoridades egipcias a garantizar que se haga justicia y se indemnice a las víctimas de la violencia y a sus familiares.

La Alta Comisionada recordó que los eventos recientes en la región han demostrado que intentar silenciar las voces opositoras con actos de represión no se resuelven los problemas y, en cambio, sí se agrava la situación. En este sentido, instó a las autoridades a garantizar los derechos a la libertad de expresión, información y asamblea estipulados en su legislación y en las leyes internacionales y les solicitó la restitución del acceso a Internet a la telefonía móvil.


|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOIntegra en la escuelaFestival de TeatroCongreso Agentes Forestales
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí