Lunes 2 de Agosto de 2021Actualizado 22:09

El 25 de enero de 2011

Tiempo de lectura: 03:45
|||

El informe Turkel despierta distintas reacciones

La comisión nombrada por el gobierno israelí para aclarar lo sucedido en el caso de la Flotilla de la Libertad recibe aplausos de Israel y EEUU y críticas de Turquía.

Flotilla

Redacción

La acción del Ejército israelí en el asalto a la Flotilla de la Libertad, que se dirigía a la Franja de Gaza con ayuda humanitaria el pasado mes de mayo, ha quedado respaldada por las primeras conclusiones del informe de la Comisión Turkel, designada por el propio gobierno de Israel para aclarar lo sucedido.

Estas conclusiones certifican la legalidad desde el punto de vista del Derecho Internacional del asalto militar israelí contra la flotilla humanitaria en aguas internacionales y en el que murieron nueve activistas turcos.

La comisión, formada por dos expertos legales israelíes, un militar también israelí y dos observadores internacionales sin derecho a voto, sostiene que los soldados abrieron fuego sólo cuando sus vidas corrían peligro.

Reacciones

Sin embargo, dichas conclusiones no han despertado una respuesta unánime y así hay quienes critican a la comisión y quienes alaban su trabajo. En este último grupo se encuentran tanto el gobierno israelí como el estadounidense. En esta línea, el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, se ha felicitado por el contenido del informe Turkel y asegura que esta investigación “demuestra que Israel es un país que cumple la ley que puede investigarse a sí mismo y que respeta las normas y leyes del sistema internacional”.

“La flotilla de Gaza era una provocación que no tenía nada que ver con la ayuda humanitaria”, ha asegurado el ministro, al tiempo que ha prometido que Israel “seguirá defendiendo vigorosamente su soberanía y sus fronteras”. “Tiene derecho a su propia defensa y a la de sus ciudadanos en cualquier parte, en cualquier momento y de cualquier forma”, apostilló.

Con respecto al bloqueo naval de la Franja de Gaza, Barak destacó que los motivos son meramente “de seguridad”, y que éstos se aplican también en aguas internacionales, “de forma justa y legal”. La Franja de Gaza no sufre “una crisis humanitaria”, ya que la entrada de mercancías en el enclave costero es constante, concluyó.

Por su parte, el Departamento de Estado de EEUU confía en que Israel ha realizado “una investigación creíble, imparcial y transparente” sobre el asalto a la Flotilla de la Libertad. “Contribuiremos a un proceso más amplio que continúe a través de la Secretaría General”, manifestó el portavoz del Departamento, P.J. Crowley, quien no cree que sea necesario elegir entre dicho informe y el realizado por Turquía.

Crowley subrayó además que el organismo establecido por la Secretaría General de la ONU es el “principal foro” para estudiar el incidente. En este sentido, añadió en la rueda de prensa del lunes que “hay trabajo que hacer”, tanto por el panel de investigación como por el lado israelí.

Sin embargo, esta opinión no es compartida dentro y fuera de Israel. Así, la diputada árabe-israelí Hanin Zuabi ha restado valor al informe Turkel, alegando que se ha realizado a partir de entrevistas a los mandos políticos y militares que ordenaron el ataque y que “ignora por completo” la muerte de los nueve activistas.

El informe se ciñe “exclusivamente a la versión oficial israelí de lo ocurrido en el Mavi Marmara, es decir, el asesinato de nueve activistas turcos y el secuestro de otros 600 activistas internacionales en medio de aguas internacionales”, lamenta Zuabi en un comunicado recogido por el diario israelí Haaretz.

“La comisión basa sus conclusiones en el testimonio de autoridades diplomáticas y militares que tomaron la decisión de atacar y matar”, acusa, “ignorando por completo el asesinato de los nueve activistas políticos”.

Este informe, continúa Zuabi, “no puede expurgar la imagen de Israel como violador en serie del Derecho Internacional”.

También Turquía se ha mostrado crítica con estas conclusiones y ha expresado su “horror y consternación”.  De igual modo, el comité de investigación turco rebate las conclusiones de su homólogo israelí y asegura que tanto el ataque contra el barco como el bloqueo sobre la región, todavía vigente, sí son violaciones del Derecho Internacional.

“Nuestra comisión está sorprendida, consternada y horrorizada por la exoneración de las fuerzas armadas israelíes por el comité de investigación de Israel a pesar de todos los hechos confirmados por la Misión Internacional para la recogida de datos en relación al incidente”, indicó el Ministerio de Exteriores turco en una declaración.

“El ataque de Israel contra el convoy de ayuda humanitaria viola el Derecho Internacional aplicable a tiempo de guerra y paz, así como todos los principios, reglas y normas internacionales en relación a la manera en la que fue ejecutado”, indicó.

Las conclusiones del comité de investigación turco estiman que Israel “tenía la posibilidad de interceptar el convoy” sin causar derramamiento de sangre, pero en su lugar “adoptó una estrategia que hizo inevitable la pérdida de vidas humanas”.

“En lugar de emplear numerosos y fiables medios para interrumpir el rumbo del barco, como desactivar el timón o disparar a la popa, Israel decidió, en primer lugar, intimidar y aterrorizar a los pasajeros, y después asaltar los barcos en la oscuridad, haciendo uso de fuerza letal”, indicó el informe.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Reto DemográficoPP Creemos en La Rioja
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí